En un día como hoy si esta maldita pandemia no existiera yo estaría deseando a los lectores de La Voz de Asturias que disfrutaran al máximo de las fiestas de San Mateo, pero el momento que vivimos nos exige responsabilidad y confío en que el comportamiento de los ovetenses y de quienes nos visiten estos días siga siendo ejemplar para que nuestra comunidad autónoma continúe controlando la situación y se pueda evitar males mayores con restricciones que incomodan aún más si cabe la vuelta a nuestra rutina. Por el momento parece que la vuelta al cole allí donde se ha producido ha sido posible, aunque la nota negativa vino por la posible mielitis transversa (inflamación de la médula espinal) padecida por un voluntario con la que se está experimentando la efectividad de la ansiada vacuna.

Hoy es la Diada de Cataluña, y en este festivo veremos a la antigua Convergencia celebrar la jornada dividida en dos, situación que ha llevado a Torra a echar a los consellers del PDCat del Govern catalán y apuntalar a los seguidores de Puigdemont, que se han quedado con la marca de Junts per Catalunya. Las elecciones siguen siendo un misterio, porque hace meses se especulaba con que se hicieran coincidir con el día de hoy o con el 1 de octubre, pero ya como muy pronto hasta noviembre no se celebrarían. Se ha especulado esta semana con que Ayuso plantea adelantarlas en la Comunidad de Madrid coincidiendo precisamente con las catalanas, aunque Ángel Gabilondo parece que continuará sin asustarle (políticamente) lo más mínimo.

Ayer en el matinal de TVE los tertulianos fueron incapaces de sacarle a Abascal cuándo registrará la moción de censura, y hasta incluso dejó la puerta abierta a que ni él sea siquiera quien la defienda en la tribuna del Congreso. Tuvo cara de poca fiesta durante toda la entrevista, más preocupado en confrontar con quienes le hacían las preguntas que en dar respuestas a sus preguntas. Pero la bomba informativa ha venido por la Operación Kitchen (esta vez para desvelarnos la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los años en los que estuvo de ministro el señor Fernández Díaz). En los informes desclasificados a petición de la Audiencia Nacional y realizados por agentes policiales se dice que el chófer de Luis Bárcenas cobró (a través de fondos reservados) 53.000 euros por robarle documentación sobre la caja B del PP. El actual presidente del partido, el señor Casado, se defendió con un «yo era diputado por Ávila en aquel momento» y Ana Pastor tiró de argumentario pidiendo respeto a la presunción de inocencia. La UDEF concluyó que «el asturiano» Mariano Rajoy era conocedor de este dispositivo parapolicial para seguir robar información a Bárcenas y seguirle a él y a su entorno con más de 70 policías. 

Para el PP la fiesta de esta semana ha sido su victoria en tumbar el Real Decreto-Ley para la cesión voluntaria de los remanentes municipales al Estado. Es sin duda fascinante celebrar que la sombra de Montoro sigue vigente, porque los ayuntamientos tienen un dinero en los bancos que no pueden gastar y así seguirá siendo. A día de hoy no hay garantías de que habrá presupuestos en 2021 y, por tanto, la recuperación de nuestro país está en vilo porque hay quienes buscan más el tacticismo partidista que el bien común en un momento en que la política en mayúsculas es una necesidad imperiosa para mejorar nuestras vidas.

No estamos para muchas celebraciones en este momento, pero no obstante… ¡¡¡Que vivan las fiestas de San Mateo!!!

Comentarios

Fiestas