Una lucha entre patriarcado y feminismo

Jessica Castaño
Jessica Castaño REDACCIÓN

OPINIÓN

Carteles a favor del aborto en una manifestación
Carteles a favor del aborto en una manifestación Andoni Berná

30 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El aborto no es un plato de buen gusto, es un mal trago que puede generar un daño psicológico y físico para la mujer que se ve obligada a ello. Sí, obligada, porque en el fondo, la interrupción voluntaria del embarazo nunca es voluntaria sino obligada por circunstancias sanitarias, sociales o personales. Quienes somos partidarios de la despenalización del aborto no es que deseemos que se produzcan abortos, queremos solamente que las mujeres que aborten y los profesionales que realicen los abortos no tengan que ir a la cárcel por ello.

La ley actual muestra muchos fallos. Fallos que pueden corregirse pasando de una enumeración de las causas despenalizadoras a la determinación de plazos máximos tras el embarazo, dentro de los cuales se podrá abortar sin incurrir en un delito. Eso es lo que ha de conseguir la nueva ley.

El debate político no puede girar, pese a que es lo único que hace, en torno a si el aborto es bueno o es malo, si estamos a favor o en contra de la vida... el verdadero debate tiene que ser si queremos o no queremos que las mujeres que aborten y quienes las ayuden a hacerlo vayan a la cárcel o no vayan. ¡Esto es una lucha entre patriarcado y feminismo!