Marruecos da otro paso


Por enésima vez en 45 años, Marruecos ha dado otro paso más en su control de la excolonia española del Sahara. Lo ha hecho por la vía de los hechos consumados y sabiendo que la retaguardia (léase Francia y España) la tiene cubierta. En este caso, y a pesar de las advertencias de la ONU que ya datan del 2019, abriendo a la brava y asfaltando un paso llamado Guerguerat, que une la excolonia con Mauritania.

Rabat no ignora, claro, que Guerguerat figura en el «Acuerdo militar 1» (1997) como «franja de amortiguación», en la cual no puede haber actividad militar. Y demostrando una gran habilidad táctica y una ceguera estratégica, de paso se ha llevado por delante a la única disidencia organizada del Frente Polisario, el Movimiento por la Paz, partidario de buscar una solución de una vez a un problema originado por la debilidad de España en 1975, que entregó el territorio a Marruecos y Mauritania.

El Polisario cosecha lo que sembró: la constante bravuconada de reanudar la guerra, repetida vacuamente durante más de dos decenios, le ha restado credibilidad desde que la soltó cuando el París-Dakar pasó por el Sahara: acabó metiéndose el rabo entre las piernas.

Y como telón de fondo, el lamentable papel desempeñado por la Minurso, los cascos azules de la ONU desplegados en el terreno y que no tienen ni autorización para intervenir en los constantes casos de violaciones de los derechos humanos cometidos por Marruecos en la zona que ocupa. Tiene razón el Polisario cuando -también por enésima vez- se queja de que es una fuerza hierática que nada aporta hoy en día al plan de paz.

Carente de armamento nuevo, con Argelia nada dispuesta a tener una guerra en las fronteras con su histórico enemigo (los refugiados saharauis se hallan en suelo argelino), con una dirigencia en edad de jubilarse, con una juventud que carece de ideales guerreros y que hay que dudar que acuda en masa a dar tiros, la conclusión del lío de Guerguerat es que Marruecos ha vuelto a salirse con la suya. Suma y sigue.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Marruecos da otro paso