Presupuestos y tendencias de fondo

OPINIÓN

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la presentación de los Presupuestos
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, en la presentación de los Presupuestos

21 nov 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Hay rumbo y hay tendencia de fondo. La pandemia y la derecha están embarullando y llenando de alaridos la vida pública y la hacen parecer una barahúnda informe. Pero hay tendencia. En estos tiempos cualquier tendencia puede disolverse en remolinos pero, lenta y espesa, hay tendencia. Es favorable para Pedro Sánchez, desfavorable para la derecha y para Podemos, y muy tranquila para las oligarquías: aunque derechas e Iglesia pregonen el fin de los tiempos, la bolsa y la prima de riesgo se mecen tranquilas y sin oleajes.

El Gobierno pidió responsabilidad para aprobar unos presupuestos necesarios, pero no tenía razón. El apoyo a unos presupuestos es el apoyo político que sostiene a los gobiernos y tiene todo el sentido que sea lo último que la oposición quiera apoyar. El arranque natural de la ley más importante del año es que, de entrada, llegue al Parlamento con los apoyos que sostienen al Gobierno. Es lo que se espera en Madrid o Andalucía, por ejemplo.

El griterío es atronador sencillamente porque, si se aprueban los presupuestos, el Gobierno aguantará la legislatura. Lo esperable es que se aprueben, que haya vacuna, que el verano sea casi normal, que lleguen las ayudas europeas y que no haya recuperación en V pero sí algo de esperanza. El PP necesita estrategia porque lo fio todo a la caída del Gobierno. El PP lo sabe, pero no es seguro que Podemos sepa que también ellos llegarán al verano más débiles. Con unas cuentas prorrogables Sánchez tendrá más fuerza en el Gobierno y fuera de él y saldría bien parado de un encontronazo con los morados. Vayamos por partes.