Jamón Black Friday

Luis Ferrer i Balsebre
luis ferrer i balsebre TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

29 nov 2020 . Actualizado a las 09:55 h.

Con este acoso de correos electrónicos y anuncios a cuenta del Black Friday me pasa como a Josep Pla, las pocas veces que bajaba de su masía del Ampurdán a la capital: «Me gusta mucho bajar a la ciudad a mirar escaparates y ver la cantidad de cosas que no necesito para nada».

 Probablemente, la campaña de este año ha sido especialmente agresiva, pero tanta intensidad acaba produciendo un ruido que lleva a la indiferencia y a la saturación. En el cotidiano ejercicio de borrar el aluvión de correos, captó mi mirada uno de Maximiliano, mi proveedor de jamón, al que me encomiendo todas las Navidades para pasar el trago con esa joya ibérica que es un buen jabugo.

Leerlo fue un bálsamo y un ejemplo excelente de lo que es buena publicidad. Juzguen ustedes: «Sí, somos más del día de Todos Los Santos que de Halloween, de los Reyes Magos que de Santa Claus, y mucho más de Nochebuena que de Acción de Gracias. Aunque respetamos las nuevas tradiciones importadas, no son las nuestras. La nuestra es elaborar un buen producto a un precio razonable, teniendo en cuenta que hacer un jamón de calidad es un proceso de años. Hoy estamos recibiendo e-mails preguntando que cuándo activaremos las ofertas del Black Friday. Uno de ellos decía: ‘Tenéis que poner más descuentos esta semana, que eso es así, que lo hace todo el mundo y si no, no vais a vender…’ . Es posible que sea así en otros sitios, pero aquí no. No es nuestra tradición. El respeto al cliente y al producto es algo que ponemos en valor. Aunque parece que no está de moda en estos tiempos modernos, no nos subiremos al carro del Black Friday. No podemos hacerle eso a los clientes que confían en nosotros todo el año. Asumo la menor venta estos días a cambio de intentar dar un buen producto y un buen servicio a mis clientes. Nuestra tradición es elaborar jamones artesanales. No aceleramos, ni aceleraremos la curación para aumentar las ventas con ofertas agresivas. Seguimos creyendo en el consumo responsable. Pensamos que lo mejor para la sociedad es comprar solo lo que se necesita. No comprar más porque el precio esté muy rebajado. Si está buscando un ofertón de Black Friday, no lo encontrará aquí. Lo siento, de verdad».