Monos y vacunas

Luis Ferrer i Balsebre
Luis Ferrer i Balsebre EL TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

03 ene 2021 . Actualizado a las 11:05 h.

Mientras olía la cuadra de este año histórico que dejamos atrás, pensaba que en el futuro la humanidad lo recordará por un solo hito: el año de la pandemia global. Esperemos que el 2021 lo recordemos como el de la vacuna global y el de la reflexión que nos enseñó a no pasarse con el planeta ni con las jaranas. Esperemos. 

Y mientras uno pensaba en estas cosas, la radio del coche decía que este año se cumple el 150 aniversario del anís del mono.

Fue oír anís del mono y tener un viaje astral. Me vi admirando la etiqueta del anís del mono con el mismo asombro que me sigue produciendo ese humanoide que se parece más a muchos hombres a medio evolucionar que a un mono de los de ahora. Los ojos se me llenaron de bares, tascas, puticlubs y meublés de lujo donde el mono estaba encaramado en los estantes, burlándose de los padrinos en las fiestas familiares, aclarando en sol y sombra el amanecer de tantos gaznates currantes y percutiendo al ritmo de cánticos populares. Todo olía a anís.