Apariencias de ciudad

OPINIÓN

Vista de la ciudad de Oviedo desde el monte Naranco con la sierra del Aramo nevada, al fondo.
Vista de la ciudad de Oviedo desde el monte Naranco con la sierra del Aramo nevada, al fondo. Alberto Morante

07 ene 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Sí, así es mi ciudad. Sé que no es la forma más elegante y literario de encabezar un artículo, pero no me duelen prendas: Oviedo, ciudad de apariencias.

La historia es tan plena y dinámica en su devenir, que pocas ciudades de España pueden alardear de ser: la capital del primer reino de la reconquista, mantener vivos y frescos los templos del prerrománico (Patrimonio de la Humanidad), una catedral con torre versada literariamente por Clarín en la obra maestra del Realismo español y, `posiblemente a la altura del Quijote: La regenta de Clarín.

Pongo punto y aparte en su enumeración y doy un salto en el vacío para recrearme en el siglo XX y en su recién estrenada democracia se viste de fiesta y de reina en el mes de octubre entregando en el teatro (también idea de Clarín) los premios antes: Príncipe de Asturias; ahora, Princesa de Asturias.