Juanito Oiarzabal, el vasco asturcón

OPINIÓN

Juanito Oiarzabal
Juanito Oiarzabal

15 feb 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Nació en Vitoria, pero como buen vasco podía haberlo hecho donde le diera la gana. Y es que Juanito Oiarzabal pertenece a ese grupo de personas cosmopolitas de corazón, que van guardando en el infinito baúl de sus emociones lo mejor que se encuentran en los muchos senderos, caminos y vías que transitan. Por eso, este vasco de genoma universal tiene una parcela asturiana en su ADN. Y esa pequeña gran parcela se extiende desde el monte Sueve hasta los Picos de Europa.

Juanito, por su fortaleza, su fuerza interior y su  capacidad de sufrimiento parece más bien la reencarnación del espíritu de los primitivos asturcones, esos míticos ponis astures que hacen de la autoctonidad el más singular de sus rasgos. Es decir, igualitos a Juanito.

Oiarzabal es un ejemplar irrepetible. Pero no solo por ser el primer español que ha coronado los 14 ochomiles de este planeta, o por ser la tercera persona en el mundo que lo hecho a pelo, es decir, sin ayuda de oxígeno adicional. O por ser el primer humano que ha hecho 24 ochomiles.