Sobre el Plan de Digitalización del comercio en Asturias


El Programa Integral de Digitalización del Comercio de Asturias 2021-2023 (DICA) que se ha presentado esta semana es la consecuencia de un claro compromiso con la importancia y los valores que las empresas de comercio representan en nuestro territorio y un ejercicio de responsabilidad política tras haber escuchado las necesidades de este sector puestas de manifiesto por los agentes sociales.

Tenemos la suerte de contar con un sector comercial formado por miles de empresas, pymes y micropymes en su mayoría, que pueblan nuestras ciudades, villas y pueblos aportando no solo desarrollo económico y empleo y contribuyendo en una medida muy significativa al desarrollo regional, sino colaborando en nuestra calidad de vida y definiendo los espacios en los que vivimos.

Podemos hablar de ciudades compactas en las que la provisión de productos y servicios puede realizarse caminando y, con ello, conviviendo con otras personas en el espacio público, porque existe una red de comercios de proximidad que lo hacen posible. Podemos disfrutar de la   especialización, innovación y experiencia que convierte el momento de la compra en algo diferente y personal, porque existen comercios que trabajan para ser únicos e inigualables; podemos cubrir las necesidades de las localidades y familias más alejadas en el mundo rural porque existen comercios dispuestos a llegar allí con sus medios y colaboran además en la distribución de su producción, siendo elemento esenciales en el reto demográfico.

Consolidar un sector comercial fuerte, competitivo y resiliente es una obligación de las administraciones públicas que compartimos estos valores y esta forma de convivencia y, en ese trabajo, desde hace años, la digitalización ha destacado como uno de los retos a conseguir de forma generalizada en cuanto a los destinatarios y personalizada en cuanto a los contenidos.

La experiencia de los últimos meses en los que la crisis sanitaria que estamos atravesando nos ha llevado a vivir situaciones muy duras de confinamiento, menor movilidad, cierre y limitaciones en la actividad empresarial del comercio, ha acelerado esa necesidad de digitalización al demostrar que quien había avanzado por ese camino, estableciendo canales de comunicación con su clientela ha podido resistir mejor esta situación crítica y cambiante que estamos viviendo.

La tecnología es, sin duda, un instrumento indispensable para que el comercio pueda desarrollar nuevas formas de negocio, atendiendo a las preferencias de compra de la clientela, tanto de los que ya lo son, como de los que potencialmente pueden llegar a serlo. Los cambios acelerados que supone la globalización, que impone la competencia y que posibilita la tecnología con el intercambio de información, tienen que ser asimilados por el comercio asturiano apostando, como lo ha hecho en otras ocasiones, por la mejora continua sin olvidar sus características propias, esas que permitirán ofrecer a su clientela una experiencia de compra presencial y virtual alineada y que identifica a cada comercio con su tipo de cliente, producto y servicio

Y esa es la característica más definitoria de este Programa, la especialización del comercio. Durante muchos años las Administraciones Públicas hemos ayudados a las tiendas en su especialización.  Primero en el producto, después en el espacio comercial, en su decoración y ambientación, en los servicios a su clientela y ahora este nivel de diferenciación de cada comercio debe asentarse también en el espacio digital de cada una de ellas 

Sabemos que hay un largo camino por recorrer y que un análisis realizado en 2020 por CTIC sobre el comercio asturiano refleja que un 57,44% de estas empresas tiene presencia online y de éstos un 31,54% comercializa sus productos a través de una tienda online. Pero esas ventas solo superan el 20% de su volumen de negocio en un 5% de los casos. Por otro lado, el 92,05% de los comercios analizados tiene presencia en redes sociales y un 42,05% afirma utilizar canales adicionales, como las redes sociales y aplicaciones de mensajería o portales de terceros para vender sus productos.

Con esta realidad el Gobierno del Principado de Asturias, a través de la Dirección General de Comercio, Emprendedores y Economía Social dependiente de la Consejería de Industria, Empleo y Promoción Económica, pone en marcha el Programa Integral de Digitalización del Comercio de Asturias (DICA). Tiene como objetivo contribuir a la digitalización de una mayoría de comercios de Asturias basándose en la información sobre las ventajas y posibilidades que puede aportarse al trabajo diario de los comercios, la formación en materias que van desde las más generalistas a las últimas aplicaciones, tendencias de marketing y programas de uso en el mercado, y la consultoría y el acompañamiento individual que defina una estrategia empresarial que incluirá la comunicación con la clientela, la gestión interna, la promoción comercial y la venta.

El programa nace con voluntad de continuidad e irá adaptándose año a año a las innovaciones que aparezcan para que nuestras tiendas innoven con la seguridad de contar con el asesoramiento técnico más preciso.

Esta innovación será también la que aporten los propios comercios, participando en espacios de colaboración con otros sectores económicos con los que analizar problemáticas, soluciones y nuevos caminos a emprender.

Estamos, por tanto, ante un Programa de Digitalización que parte de una realidad comercial en Asturias potente, innovadora y especializada y que contribuirá a su mejor y más rápido desarrollo propulsando sus actuaciones desde los valores y las personalidades de las tiendas que conforman nuestro espacio y nuestras vidas.

*Julio Zapico. Director General de Comercio, Emprendedores y Economía Social del Gobierno de Asturias.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sobre el Plan de Digitalización del comercio en Asturias