Biden vuelve a la guerra

OPINIÓN

Biden ordena bombardear Siria
Biden ordena bombardear Siria

07 mar 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Mil muertos haciendo señales de humo

y un iroqués reclamando el imperio en su ocaso

El lema de Biden -lanzado durante su primer discurso de política exterior, ya como presidente- «América vuelve» (America is back) lo dejó intencionadamente incompleto. En verdad decía «América, con Biden, vuelve a la guerra». Solo ha dejado pasar 36 días desde su toma de posesión en la Casa Blanca para ordenar su primera acción de guerra, el bombardeo de un alojamiento de las milicias sirias aliadas de Irán, en el área de Abu Kamal (provincia de Deir Ezzor, al este de Siria). Según informaciones del Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), de momento han muerto 22 milicianos por el ataque estadounidense.

Siempre hay una excusa para cada crimen. En este caso ha sido que una serie de cohetes alcanzaron la base militar estadounidense ubicada en el aeropuerto de Erbil, en la región semiautónoma dirigida por los kurdos, con el resultado de la muerte de un «contratista civil» no estadounidense e hirió a varios «contratistas» estadounidenses. Aunque el propio Washington no llegó a determinar de forma oficial la autoría de dicho ataque, sí ha servido de excusa.

El doble lenguaje, que acompaña las nuevas guerras e intervenciones estadounidenses en distintos países de Asia, África e Iberoamérica, llama a los mercenarios «contratistas». Para evitar la consecuencia dolorosa de las bajas de los militares estadounidenses en conflictos bélicos por el mundo -y que tanto dolor y rechazo generó en el pueblo norteamericano desde la guerra de Vietnam-, Washington ha reemplazado en las actividades militares más peligrosas a sus tropas oficiales por mercenarios con la etiqueta comercial de «contratistas». Así además se disfraza el presupuesto militar real al descontar del presupuesto oficial los gastos mercenarios de los «contratistas».