El precio de una silla en Murcia


A la vez que lo que queda de Inés Arrimadas se entera de lo que vale un peine de esos con los que luego se peina Pedro Sánchez, España entera ve lo que vale una silla del parlamento de Murcia. Son 76.000 euros del ala, sueldo anual de diputado raso, aunque su precio real es mucho mayor: ha puesto patas arriba el mobiliario de otros parlamentos y ha despeinado, o peinado, según se mire, el Consejo de Ministros. Que la pieza tiene su valor se intuye en la foto: un diputado del PP coge a uno expulsado de Vox y este atrapa la silla por su reposabrazos, como si el artefacto fuera a salir por patas, y eso que aún no ha empezado Pablo Casado su discurso sobre el principio de la reunificación del «centro derecha». La escena parece una cadena de favores, vamos a decir que presuntamente, por si acaso. El diputado que agarra la silla se apellida Liarte, que para el contexto de una moción de censura ya es ganas de apellidarse. Así es imposible echar de menos a Luis García Berlanga.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El precio de una silla en Murcia