Siniestralidad y salud laboral

OPINIÓN

Instalaciones de Astilleros Armón, en Gijón
Instalaciones de Astilleros Armón, en Gijón Astilleros Armón

05 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La pandemia  que nos invade y genera tantas muertes y secuelas, es la principal preocupación del mundo entero y en los últimos tiempos por desgracia solo se habla de ello como es lógico, aunque hay otras cosas muy importantes  que también deberían preocuparnos y mucho por la cantidad de vidas que se cobra y las enormes enfermedades  irreversibles que también se producen en el mundo laboral.

Cada día son más las voces  que se oyen sobre la necesidad de mejorar los altos índices  de siniestralidad y salud laboral, sin embargo, esta realidad tan deseable como necesaria,  está muy lejos hoy de ser una garantía a corto y medio plazo, porque los datos en esta materia empeoran más cada año, si además tenemos en  cuenta  que nadie con competencias para ello asume ningún compromiso  de forma responsable para  mejorar  esta grave situación.

Aún no hemos superado el quinto mes del año en curso, se produjeron  ya 15 muertes por accidente laboral en Asturias. Si a esto añadimos las que se producen por enfermedades profesionales, los datos se disparan de forma muy alarmante y preocupante, no tanto  para los empresarios, más pendientes de la alta rentabilidad económica de sus empresas y de la suya propia, que de la vida y salud de sus trabajadores, sin que las autoridades laborales, políticas y judiciales, tampoco se esfuercen mucho por aplicar la Ley en Materia de Prevención de Riesgos Laborales.