Hablar a los tontos

OPINIÓN

El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, este martes en un acto electoral en Fuenlabrada (Madrid)
El candidato del PSOE, Ángel Gabilondo, este martes en un acto electoral en Fuenlabrada (Madrid) ALEJANDRO MARTÍNEZ VÉLEZ

06 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El día 2 de mayo vi a Ángel Gabilondo reivindicando la Ilustración: «La libertad, la fraternidad y la igualdad es la trinidad ilustrada de todo hombre y el precio para transformar la sociedad. No existe la una sin la otra».

Tenía razón. La libertad para poder llenarla de ocurrencias es la nada absoluta. Me caben pocas dudas de que los madrileños han votado a quien decidió no cerrar o no cerrar mucho más que a un concepto vacío de significado y, hay que decirlo, bastante ridículo en boca de quien ha estado esgrimiendo la palabra estos días a todas horas. 

No me interesa desgranar aquí las que creo son las razones por las que la derecha ha arrasado Madrid e incluso ha ganado las elecciones. Lo que me interesa es la cantidad de análisis de retrete que en cuestión de horas han llenado las redes sociales: el resumen es que los obreros somos tontitos y como tontitos deben hablarnos para que podamos entender los mensajes de los políticos de izquierdas, dada la complejidad apabullante que suelen manejar.