El gel hidroalcohólico de Pedro Sánchez


Aunque Nostradamus Tezanos se resistió hasta el último segundo con uñas y sondeos, estaba escrito que en la comisión ejecutiva federal del PSOE no iba a correr el champán. Corrió el gel hidroalcohólico, que técnicamente es una forma mucho más higiénica, y por desgracia actual, de lavarse las manos. Aquí puede verse cómo se lo aplica Pedro Sánchez y cómo José Luis Ábalos pone ojos de no te lo acabes todo, que yo también quiero. El primero aún no ha dicho esta mascarilla es mía, pero por lo que está contando Ábalos los dos van a acabar borrándose hasta las huellas de las yemas de los dedos, por si acaso alguien se pusiera a investigar cómo el PSOE bajó, otra vez, a los infiernos en Madrid. Hay indicios incontestables de que el virus se origina en esa especie de mercado de Wuhan electoral llamado la Moncloa. Con tal de no reconocerlo, sus ocupantes y habituales de pasillos se han puesto a dimitir a otros.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

El gel hidroalcohólico de Pedro Sánchez