El 25 de mayo y el Estatuto de Autonomía

OPINIÓN

Proyección de la bandera de Asturias en la sede de la Presidencia del gobierno autonómico con motivo de la conmemoración del 25 de mayo de 1808
Proyección de la bandera de Asturias en la sede de la Presidencia del gobierno autonómico con motivo de la conmemoración del 25 de mayo de 1808

25 may 2021 . Actualizado a las 09:33 h.

La muy cercana reforma del Estatuto de Autonomía de Asturias no puede limitarse a la cooficialidad del asturiano. Son muy variadas y necesarias las reformas que necesita el Estatuto de Autonomía para adecuar las instituciones del autogobierno de Asturias a una democracia eficiente y plena del siglo XXI.

La apertura del proceso de reforma parece iniciarse debido al problema del idioma asturiano que no termina de encontrar el encaje jurídico institucional que le corresponde, manifestándose la disparidad entre la demanda social y el reconocimiento estatutario. Sin embargo, no es este el único problema que debería abordarse en una reforma del Estatuto.

El 25 de mayo acude anualmente a recordarnos los sucesos ocurridos hace más de 200 años en Asturias a los que no solo emocionalmente seguimos ligados desde el presente. El Alzamiento y revolución en Asturias contra la ocupación napoleónica iniciados el 9 de mayo y culminados de forma victoriosa el 25 pone anualmente sobre la mesa que los héroes de aquellos sucesos proclamaron el 25 de mayo una Junta Suprema, que reconocía la plena soberanía popular.