El expolio de los montes públicos

Joaquín Arce Fernández

OPINIÓN

El monte Monsacro, en Morcín
El monte Monsacro, en Morcín

28 may 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

El Gobierno de Asturias está tramitando la posible declaración como montes vecinales en mano común (MVMC) de montes públicos (MP) repartidos por toda la región. Una decisión histórica que podría mover, de forma irreversible, la frontera entre lo público y lo privado. De aprobarse, sería un atraco y un pelotazo más contra lo que es de todos. Igual que Bolsonaro con la Amazonía.

Los MP ocupan casi la mitad de Asturias, sobre todo, la cordillera. Son propiedad de ayuntamientos o parroquias rurales, administraciones que según la ley nos representan como vecinos. Cuando tienen alto valor ambiental están declarados de utilidad pública (MUP) y se gestionan por el Servicio de Montes regional. Esta gestión pública es profesional, transparente y con garantías democráticas, pese a las limitaciones presupuestarias y los incendios que delincuentes provocan cada año.

Ahora, un grupito de personas, impulsados por un bufete gallego que vio tajada, utilizando una arcaica y antidemocrática norma de origen godo, y sin cumplir los requisitos legales que exige la ley, pretenden adueñarse de esos MP convirtiéndolos en MVMC, de propiedad privada (en régimen especial) de hipotéticos vecinos del pueblo más cercano.