Siempre guerrilleros, nunca bandoleros

OPINIÓN

Conmemoración del 25 de mayo en Asturias
Conmemoración del 25 de mayo en Asturias TPA

14 jun 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

En estos tiempos en los que se pone en valor el 25 de Mayo, también desde el ámbito institucional, como alzamiento contra la dominación napoleónica y proclamación del concepto de soberanía nacional, convendría no olvidar que en aquella lucha apareció un nuevo instrumento de combate, el llamado «guerrilla». Cuando el enemigo era muy superior en términos militares no se le podía combatir en campo abierto y era necesario otra forma de pelea capaz de minimizar los riesgos. Partidas guerrilleras acecharon durante años al invasor y coadyuvaron a la derrota de Bonaparte en España.

Dicha experiencia se trasladó a otros lares y fue en el siglo XX cuando cobró gran importancia en Europa, América Latina, África o en Indochina. Pero curiosamente en la historiográfica oficial, en los medios de comunicación y en el ámbito institucional español se olvida la experiencia guerrillera que se dio en nuestras tierras, en particular en Asturies, de 1939 a 1954, combatiendo contra una dictadura fascista, que había llegado al poder en gran medida por el apoyo de las «potencias del eje». Miles de personas pelearon en montes y aldeas contra un régimen criminal con la esperanza de que aquello sirviera para que las potencias que habían ganado la Segunda Guerra Mundial le aplicaran a Franco la misma medicina que a Hitler y Mussolini. Al final no fue así, la Europa capitalista y USA dieron, de nuevo, la espalda a los y las demócratas españoles, y el resto de la historia ya es más conocida.

Mientras en Italia o Grecia se honra la lucha partisana, o en Francia, la lucha «del monte», en España la guerrilla, y sobre todo quienes sobrevivieron en la misma, es la gran olvidada. Mientras en esos países se les equipara al ejército regular de sus respectivos países, aquí se les sigue considerando legalmente como bandoleros. El domingo día 15 de Junio de 2014 se celebró un homenaje en el pueblo de Vira, Ariege, al veterano comandante de los guerrilleros españoles José Antonio Alonso, mejor conocido como el comandante «Robert». El presidente del senado francés Monsieur Jean Pierre Bell le hizo entrega de la Orden del Mérito Nacional por su heroico papel en la liberación de la ciudad de Foix, capital del departamento del Ariege. El comandante Robert ha fallecido en 2015 sin que Asturias, su tierra natal, se le reconozca debidamente.