¿Qué hace EEUU en los fondos europeos?

OPINIÓN

05 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Cuando Biden repite, dirigiéndose al resto del planeta, que «America is back» (que América ha vuelto) ya sabemos que su visión hegemonista de superpotencia le lleva a usar el nombre de un continente -que incluye, ni más ni menos, a toda Iberoamérica- como si todo fuera Estados Unidos o que toda América fuera suya. Además, su América nunca se fue, Estados Unidos nunca ha dejado de intervenir -política, económica y militarmente- en los asuntos de los demás países del mundo, tratando así de mantenerse como la única superpotencia realmente existente. 

Y así sucede con la presencia estadounidense en los fondos europeos. Los dirigentes europeos se han mostrado encantados con la reciente visita del presidente Biden a Europa y la «vuelta de América» para liderar la alianza occidental después de cuatro años de encontronazos con Trump. El «emperador» de Occidente se presentó con su principal propuesta geoestratégica global: alistar a Europa en un frente común contra China; pero también con un ambicioso plan económico destinado a reforzar los intereses del gran capital norteamericano y sus corporaciones en el mundo.

Nadie cuestiona que a corto plazo las «ayudas europeas» vayan a paliar algunas de las consecuencias más graves de la crisis -aunque ya estamos viendo que las medidas paliativas como el Ingreso Mínimo Vital y las ayudas a los autónomos y pymes son insuficientes, no llegan o llegan tarde a cientos de miles de familias, y de pequeños y medianos negocios, que realmente se están quedando atrás-, y también España es el país europeo donde más se han recortado los salarios durante la pandemia, llegando a un 12,7% de media.