Empoderarse o apoderarse

Pedro Armas PROFESOR DE LA UDC

OPINIÓN

SERGIO PEREZ | Reuters

06 ago 2021 . Actualizado a las 09:45 h.

Los separatistas han tomado el poder en Cataluña. Tomar el poder no es empoderar. Empoderar es un viejo verbo castellano que ahora los politólogos usan para traducir el to empower inglés, como hacen con empoderamiento para traducir el empowerment. Empoderar es hacer poderosa a una minoría desfavorecida. Se puede discutir cuál es la minoría desfavorecida en Cataluña, si la separatista, la españolista, la silenciosa o ninguna, pero ellos no han tomado el poder para empoderar a los desfavorecidos.

Se hacen con el control de las instituciones y las finanzas catalanas de manera democrática. Acto seguido, negocian con el Gobierno sobre amnistía, referendo de autodeterminación, apoyo a los Presupuestos y, por supuesto, quita de la deuda y financiación estatal de infraestructuras propias (aeropuerto de El Prat). Eso sí, negocian bilateralmente, porque no se rebajan a participar en foros autonómicos, donde otros pueden acabar hablando de corresponsabilidad fiscal y solidaridad territorial.

Empoderar estaba en el diccionario desde el siglo XVI, antes de que existiese la Real Academia Española y mucho antes de que emitiese TV3. Entró y salió del diccionario, sustituido por apoderar, que significa dar poder a alguien. En el 2011 el 15-M lo recuperó para los discursos populistas y en el 2014 la RAE lo incorporó en su acepción actual, la de hacer fuerte a una minoría desfavorecida. Los separatistas, más que empoderarse, se han apoderado de Cataluña.