Aquí y Allí

Luis Ferrer i Balsebre
Luis Ferrer i Balsebre EL TONEL DE DIÓGENES

OPINIÓN

STRINGER

22 ago 2021 . Actualizado a las 10:55 h.

Nunca nuestra sociedad ha vivido tan fuera del mundo como ahora. Me refiero al mundo real, a todas esas cosas, hechos y contingencias que nos desvelan que vivimos en un mundo del que hemos desertado hace tiempo. La salud y la seguridad del bienestar, la interconexión planetaria de la globalización, la infodemia de las TIC que emborrona la verdad atomizándola en un sinfín de verdades y fakes a medida, la vida paralela de las pantallas, la hegemonía de una economía neoliberal y tantas otras cosas más nos han despegado de lo auténticamente real.

Convencidos de que habíamos derrotado definitivamente a la naturaleza y que los avances médicos y tecnológicos habían cercado la enfermedad y las catástrofes, creíamos que las únicas sorpresas y misterios posibles eran los producidos por las plataformas audiovisuales.

La vivencia de la temporalidad y el espacio ha cambiado radicalmente en este mundo globalizado e inmediato donde el «aquí» y el «allí» han dejado de tener sentido. El mundo ha adquirido una circularidad asfixiante donde todo comienza y acaba en el mismo punto sin posibilidad de escapatoria. En un mundo así, cualquier contingencia surgida del mundo real nos paraliza, y mucho más cuando dicha contingencia tiene tintes catastróficos, ya que las catástrofes en el mundo de hoy, también son globales. El efecto mariposa es una realidad constante porque el «allí» es el «aquí».