Biden deja KO a Pablo Casado

Enrique Clemente Navarro
Enrique Clemente LA MIRADA

OPINIÓN

MONCLOA PALACE

23 ago 2021 . Actualizado a las 10:38 h.

Es lo que tiene la política de oponerse a todo, incluso en cuestiones de Estado. El jueves un crecido Casado calificaba al Gobierno como «una jaula de grillos incapaz de gestionar nada», al tiempo que echaba en cara a Sánchez que siguiera de vacaciones y le exigía que compareciera, como habían hecho otros líderes mundiales, para «poner orden en el caos», en asuntos como «la salida de Afganistán». Y el presidente lo hizo, tarde, pero a lo grande, junto a las autoridades europeas, que lo respaldaron y elogiaron. Lo que para el líder del PP era «caos», para la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, es un «ejemplo de lo que es el alma de Europa en su máxima expresión», y para el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, una muestra de la «dignidad europea», en referencia a la acogida de refugiados en Torrejón. Pero Casado, airado y desbordado, no recogió velas y reaccionó diciendo que Sánchez no estaba a la altura y calificando de propaganda el acto conjunto. Y usó una carta que creía ganadora e infalible: el desdén de EE.UU., al no incluir a nuestro país entre los 26 «fundamentales» en la evacuación de Kabul. Poco después Biden pinchaba el globo, al elogiar, en conversación telefónica con Sánchez, «el liderazgo de España en la búsqueda de apoyo internacional para las mujeres y niñas afganas» y su ayuda «para albergar temporalmente en las bases militares de Rota y Morón a los afganos en riesgo», según la Casa Blanca. De nuevo, lo que para Casado era un «caos» se convertía en halagos y agradecimientos. Cabe preguntarse: ¿Biden (demócrata), Von der Leyen (conservadora) y Michel (liberal) están vendidos al sanchismo o es Casado el que practica una oposición infumable, de tierra quemada?