Las vacaciones están sobrevaloradas

César Casal González
césar casal CORAZONADAS

OPINIÓN

PACO RODRÍGUEZ

01 sep 2021 . Actualizado a las 09:07 h.

La vida es como el salto con pértiga. Los problemas nos los buscamos muchas veces solos. Si pones el listón muy por encima de tus posibilidades, nunca lo saltarás, apenas lo disfrutarás y solo cosecharás frustración, toneladas de frustración como para transportarla en aquel inmenso carguero que se quedó atrapado en el canal de Suez.

Siempre es mejor volar bajo. Es un clásico que nos pasemos con las esperanzas que ponemos en las vacaciones. Queremos hacerlo todo y más, cuando lo único que importa es la salud. El resto no cuenta. Las vacaciones son el mismo tiempo libre que tienes cuando termina tu horario laboral, y que nunca encuentras la manera de disfrutarlo, pero todo junto. Un Himalaya de horas libres en las que te impones una agenda que es mucho más ambiciosa que la de Casado.

Las vacaciones son como los objetivos de septiembre, con la vuelta al trabajo o al colegio, pero en versión sobredosis. Otra manera de engañarnos y de no ayudarnos nada a ser felices. En vacaciones olvidamos mucho que somos lo que dice nuestro electro. Y ponemos el cuerpo al límite. Con los años vamos aprendiendo, pero las burradas siguen imponiendo sus castigos. Siempre tenemos que ir un gin-tonic más allá que el cuñado, y luego no hay quien nos levante de la silla.