Indalecio Prieto y Oviedo

Adolfo Fernández | Alonso Puerta

OPINIÓN

Indalecio Prieto
Indalecio Prieto Fundación Indalecio Prieto

Carta abierta, a la atención de Alfredo Canteli, de la Fundación Cultural Indalecio Prieto y la Fundación José Barreiro

19 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La Fundación Cultural Indalecio Prieto, con sede en Madrid, y la Fundación José Barreiro, con sede en Oviedo, han conocido por la prensa la propuesta del equipo municipal de Gobierno del Ayuntamiento de Oviedo de eliminar de callejero el nombre del histórico socialista ovetense Indalecio Prieto y por ello muestran su asombro y condenan esta decisión que atenta contra la Ley de la Memoria Democrática a la que consideran como referencia legal, y sobre todo agravia los sentimientos políticos de numerosos ciudadanos. 

La inmensa mayoría de los historiadores reconocen hoy a Prieto como un líder socialista del siglo XX que luchó siempre por la Libertad y la Justicia Social, en la línea reformista radical del fundador del PSOE, Pablo Iglesias Posse. Vivió con intensidad su condición de español y, rotundo defensor de la unidad de España, supo dar cauce a las aspiraciones autonomistas dentro del marco constitucional. 

Nacido en Oviedo en 1883 y muerto su padre Andrés Prieto, depositario del Ayuntamiento y autor del Proyecto de las Ordenanzas de 1881, según cuenta Fermín Canella, se trasladó con solo ocho años a Bilbao con su madre y su hermano para poder subsistir en condiciones cercanas a la miseria. Bilbao fue desde entonces su ciudad adoptiva, pero nunca olvidó a Oviedo donde siempre tuvo grandes amigos de diversas ideas políticas: el escritor Ramón Pérez de Ayala, el escultor Sebastián Miranda, el pintor Paulino Vicente y el socialista Teodomiro Menéndez, que fue con él subsecretario de Obras Públicas, y tuvo muy en cuenta los intereses de Asturias.