Que nadie espere clones de Pau Gasol

Pepu Hernández

OPINIÓN

MIGUEL VILLAR

06 oct 2021 . Actualizado a las 09:31 h.

Ha sido un honor y un verdadero privilegio entrenar a Pau Gasol. El poder compartir con él y aprender de él; como no he podido ser jugador profesional siempre he tratado de aprender mucho de los jugadores. Con Pau fue una delicia.

Soy de los que piensan que las grandes leyendas no se forman solo con títulos, récords, medallas y anillos, sino por los valores que transmiten. Porque el deporte tiene valores, pero también los deportistas. Ese es el gran legado que deja Pau Gasol. Una herencia que recibió de los que vinieron antes, pero que él ha engrandecido. No es una exageración decir que ha transformado el baloncesto con su carrera deportiva y personal.

Si no se le conocen sombras a Pau es porque siempre ha actuado con absoluta naturalidad. Y eso es una cuestión muy difícil. Es lo mismo que sucede con Rafa Nadal, otro ejemplo para nuestro deporte. Sus capacidades son grandísimas y sus títulos, muchos, pero yo no me acuerdo de cuántos títulos tienen. Sin embargo, por lo que nunca se me olvidará la figura de Pau Gasol y de Rafa Nadal es por los momentos que hemos vivido con ellos, las sensaciones que nos han transmitido o los valores que nos han aportado. Para el deporte, pero también para la sociedad. Eso es lo que nos dan esas grandes figuras. Sentido de unidad, de fuerza y de muchas posibilidades que se abren también para la sociedad en cualquier profesión.