Vítor de la Malpica, uno de los nuestros: ¿Ónde hay que encerrase?

Marco Antuña REDACCIÓN

OPINIÓN

Vítor, el de la Malpica
Vítor, el de la Malpica Iván G. Fernández

04 nov 2021 . Actualizado a las 16:46 h.

Hay días que comienzan con una noticia amarga.

Como el día de hoy.

Ha muerto Vítor.

En Carbayín, con decir su nombre, bastaba.

En otros sitios, añadiendo, “el de la Malpica”, no había que decir nada más.

Vítor era uno de los últimos mohicanos de esa larga tradición de lucha de la minería asturiana para los cuales la pelea no terminaba al salir del trabajo, ni al jubilarse.

Gracias a gente como él, las zonas que tanto trabajo y tanta prosperidad aportaron al país no se resignan al abandono y a la lumpenización a los que las tenían abocadas los planes de liquidación de la minería del carbón impulsados por gobiernos de diferentes pelajes, pero igual de serviles al discurso neoliberal que fueron cómplices de la ruina de Asturias.