¿En qué punto de la subida estamos?

Fernando Salgado
Fernando Salgado LA QUILLA

OPINIÓN

CAPOTILLO

07 dic 2021 . Actualizado a las 08:48 h.

La economía española sube la cuesta de la recuperación. Y todos los analistas, cronómetro en mano, se afanan en pronosticar cuánto tardará en alcanzar la cima del Tourmalet: el nivel anterior a la crisis. Pero, de repente, el ciclista se ha internado en un banco de niebla —encarecimiento de la energía, escasez de suministros, inflación, irrupción de la sexta ola— que les obliga a revisar sus previsiones más optimistas. Crece la incertidumbre, baja el ritmo de pedaleo y ya hay quien posterga la llegada a la meta hasta el 2023.

Pero más allá de las previsiones, modificables al alza o a la baja según cambia el viento, se da en esta ocasión un fenómeno inédito y desconcertante que trae de cabeza a los analistas: los relojes para medir la posición del corredor marcan horas distintas y distantes. Si utilizamos el baremo del empleo o de la recaudación fiscal, ya hemos coronado el puerto: hay más trabajadores ocupados y mayores ingresos tributarios que en el 2019. Si reparamos en el volumen de la riqueza generada —el PIB—, todavía nos falta un 6 % para alcanzar el nivel prepandemia.

Crecimiento económico y empleo siempre fueron de la mano. La sincronía no era perfecta, pero sí aproximada: a un aumento de horas trabajadas correspondía un incremento similar del PIB. La correlación saltó por los aires este año. En el segundo semestre creció un 4 % el número de horas de trabajo y el PIB, según la última revisión, apenas avanzó un 1 %. El desfase se repitió, aunque menos acentuado, en el tercer trimestre.