Ahora tenemos sangre ucraniana

OPINIÓN

Un perro descansa junto al cadáver de un civil, supuestamente su dueño, en las calles de Bucha
Un perro descansa junto al cadáver de un civil, supuestamente su dueño, en las calles de Bucha STRINGER

18 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Somos españoles, pero también somos -hemos sido y seguimos siendo en nuestra vida colectiva- saharauis, palestinos, yemeníes, y un larguísimo desgrane de pueblos en lucha por la defensa de su independencia frente al hegemonismo y al resto de las potencias imperialistas del mundo. Tenemos su sangre, somos hermanos. Ahora también tenemos sangre ucraniana. Y no se puede utilizar una sangre hermana contra otra sangre hermana. Ahora todas las excusas y todos los contextos, todos los «ni confirmo ni desmiento» son, objetivamente, ponerse de parte de los criminales rusos.

Hay no suficientes sino demasiados testimonios verificados por periodistas procedentes de una variedad de países y de distintas fuentes informativas, entre ellas varias españolas, muy valiosas. Hay cientos de periodistas en Ucrania y al menos 5 han muerto, 35 han sido heridos. Sí, podemos confiar en sus crónicas sobre que el ejército invasor es el autor de los asesinatos y la destrucción en Ucrania.

En el transcurso de una guerra, es preciso ser cauto para distinguir los hechos de la propaganda. Pero los abominables crímenes de guerra -que ya sabemos que han cometido las tropas de Putin- tienen toda la credibilidad procedente de quienes se juegan la vida para informar de la verdadera realidad.