¿Qué está haciendo el Poder Judicial para eliminar el machismo que existe dentro de su estructura?

OPINIÓN

MARÍA PEDREDA

13 abr 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Es la pregunta que me hago después de leer noticias sobre esa violencia en los juzgados. La violencia judicial que algunos jueces y juezas ejercen sobre las mujeres, existe. La vemos continuamente en los periódicos, o en el día a día de muchas mujeres que denuncian el maltrato, el acoso sexual que sufren y sienten que no son escuchadas.

Mismamente en el caso, muy sangrante, de una mujer, una madre llamada María Salmerón que lo único que ha hecho durante muchos años es defender a su hija del maltratador con el que se había casado. A «el padre», por un maltrato continuado hasta su separación, solo se le condenó a 21 meses de cárcel, la cual no pisó, pero lo torticero del asunto es que «el padre» denunció y volvió a denunciar el incumplimiento de las visitas. Una y otra vez ella, María, no permitía que su hija se fuera con el llamado «padre», pidiendo la hija a su madre que no le hiciera verlo, que no dejara que se la llevara. ¡María solo protegía a su hija!. Menos mal que la protegió, quizás si no lo hubiera hecho la niña estaría muerta, lo hemos  visto demasiadas veces ya. Es un caso clarísimo de violencia vicaria.

Ante estos hechos que por desgracia no son únicos ¿Qué está haciendo el Consejo General del Poder Judicial? y ¿la Fiscalía?. «El padre» no quiere a la niña, solo quiere hacer prevalecer sus derechos como macho dominante. Estos hechos la han llevado a varias condenas por parte de los jueces y sus consiguientes indultos, pero también sus desasosiegos y nervios, tensiones al pensar que puedes entrar en la cárcel, por no hablar del coste económico. Al pedir el cuarto y último indulto hubo un silencio judicial...la administración. Y ahora por ese silencio puede entrar en la cárcel. La hija de María (en una campaña de petición de firmas en Osoigo) se pregunta y nos pregunta a todas y todos como sociedad «¿cuántas batallas más tenemos que perder las víctimas para que algo cambie?» Una dura pregunta que como sociedad deberíamos contestar.