La Fiesta de la Sustitución

OPINIÓN

Chema Moya | EFE

13 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Acaso la ministra de Defensa solo se esté dejando llevar por la emoción del momento, convirtiendo en informal un acto de carácter oficial, el nombramiento de la nueva directora del CNI. La fusilada, aunque en lenguaje gubernamental tendríamos que decir sustituida, Paz Esteban, hace honor a su nombre y muestra elegancia en el adiós. Colocada su cabeza de turco en la bandeja de plata, ella pasa el trago aguantando la risa estentórea de la ministra, una risa de «dientes, dientes» que en España tiene claras reminiscencias a tonadillera. A Margarita se le ve pletórica en el acto oficial de ejecución, perdón, sustitución. Está tan metida en el papel que no le cambiaría el gesto aunque le filtraran que de Pegasus, tal es el éxito de audiencia, habrá secuela. Si en esta Fiesta de la Sustitución se tomaron aguas o se bebieron margaritas el asunto pertenece al más estricto y riguroso ámbito de los secretos oficiales. O sea, pronto se sabrá.