A diez años de las movilizaciones mineras, el tiempo nos da la razón

OPINIÓN

El Museo de la Minería de Asturias permite acceder a las entrañas de la tierra
El Museo de la Minería de Asturias permite acceder a las entrañas de la tierra Juanjo Arrojo

25 may 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Se cumplen ahora diez años, a finales de este mes de mayo, del inicio de una de las movilizaciones más importantes y contundentes por las que ha atravesado la clase obrera en el estado español, al menos en la época democrática.

Es la que se desencadenó en 2012 por lo que suponía, y ha supuesto, una serie de incumplimientos unilaterales por parte del Partido Popular, que en su afán de recortes presupuestarios metió la tijera de forma salvaje en los acuerdos contraídos con las organizaciones Sindicales y patronales  sobre lo reflejado en el denominado  «Plan Nacional de Reserva Estratégica de Carbón 2006-2012 y Nuevo Modelo de Desarrollo Integral y Sostenible de las Comarcas Mineras» plenamente vigente en aquellos momentos.

 Dicho recorte, supuestamente con un motivo económico  y presupuestario, a algunos al menos en el plano sindical e ideológico, se nos antojaba que tenía también otra serie de connotaciones, una de ellas y no la menor, era actuar de forma punitiva contra unos trabajadores, los mineros, que históricamente se han caracterizado por la defensa a ultranza de sus intereses de clase pero siempre con la visión global de que el conjunto de la sociedad, y muy especialmente de los territorios donde se desarrolla su actividad, eran y debían de ser partícipes de dichos intereses.