Superpotencia en ocaso al pueblo busca drogarlo

OPINIÓN

FRANCK FIFE

01 sep 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

¿Qué voy a hacer, ordenar los paisajes? / (…) / No, no; yo denuncio, / yo denuncio la conjura de estas desiertas oficinas que no radian las agonías. Lorca

En Estados Unidos se han producido más de 500.000 muertes por sobredosis en 20 años. Y han fallecido -a día de hoy y subiendo- 1.043.089 personas por coronavirus. Hay cifras que no son cifras. Hay cifras que son vidas, o peor, que son vidas truncadas, muertes indebidas. Se han perdido más vidas estadounidenses -tanto en la epidemia como en la pandemia- que en los combates de la Primera y la Segunda Guerra Mundial juntas.

No hay más que un millón de herreros/ forjando cadenas para los niños que han de venir.

En 2021, unas 107.000 personas murieron en EE.UU. de sobredosis, que supone un aumento del 15% en comparación con el año 2020. Más de 70.000 de estas muertes están relacionadas con opioides sintéticos como el fentanilo -un opioide es un opiáceo fabricado en laboratorio-. Le siguen la metanfetamina (30.000 muertes), la cocaína (25.000) y los opiáceos naturales o semisintéticos como la heroína (13.000).