El Principado remite al Ayuntamiento el convenio para hacerse cargo de la recaudación

Los técnicos municipales deberán estudiar la propuesta y el documento no se firmará, como pronto, hasta el lunes

Rubén Rosón
Rubén Rosón

Oviedo

El Ente Tributario del Principado de Asturias ya ha remitido la propuesta de convenio por la que se hará cargo de la recaudación de los tributos en el Ayuntamiento de Oviedo, una vez el consistorio ha dado por finalizado el contrato con Auxiliar de Recaudación, empresa que hasta ahora se hacía cargo del servicio.

Según han confirmado fuentes municipales, ahora serán los técnicos del Ayuntamiento los que deberán estudiar la propuesta, recibida a última hora de esta mañana, apenas dos horas después de que el alcalde, Wenceslao López, reconociese ante los medios que no había novedades en la negociación con el Principado. Al recibir el documento a última hora de la mañana, desde el Ayuntamiento creen que el mismo se firmará, como pronto, el lunes.

Con la rúbrica de este convenio, el tripartito --PSOE, Somos e IU-- salva el principal escollo que ha impedido hasta ahora dar luz verde al presupuesto municipal para 2017. En un primer momento estaba previsto incluir en las cuentas el gasto destinado a cubrir 30 plazas de funcionarios para remunicipalizar el servicio de recaudación, en detrimento del contrato con la Auxiliar de Recaudación, cifrado en 8,2 millones de euros en 2016.

Sin embargo, el Juzgado de lo Contencioso número 1 de Oviedo decidió el pasado mes de noviembre suspender de manera cautelar la oposición de plazas de auxiliar administrativo para la Oficina de Recaudación del Ayuntamiento de Oviedo, aprobado por la Junta de Gobierno el pasado 22 de julio. En las bases figuraba la provisión de 7 plazas de técnico de gestión, 13 plazas de auxiliar y 3 de técnico de administración general como funcionarios interinos de la sección de recaudación.

Con el nuevo convenio sobre la mesa, el presupuesto municipal deberá ser modificado para incluir el contrato con el Principado, del que aún se desconoce la cuantía. Desde el Ayuntamiento estiman que la aprobación inicial de las cuentas se podría producir en febrero, después de que la Junta de Gobierno apruebe la modificación y se fijen las comparecencias informativas y comisiones. De este modo, el presupuesto podría estar aprobado de forma definitiva entre los meses de febrero y marzo, acumulando así casi tres meses de retraso respecto a la estimación inicial del tripartito, que pretendía comenzar 2017 con las cuentas aprobadas.

Antes de que la propuesta del Ente llegase al Consistorio, el edil de Economía, Rubén Rosón, aseguró ante los medios que si el convenio se mantenía como habían estimado en las conversaciones, «no habrá que suplementar en exceso el presupuesto municipal». De ser así, el Ente percibiría los recargos de apremio de los tributos y multas pagadas con retraso en el Ayuntamiento, una cifra que puede suponer entre el 5 y el 20 por ciento de la cuantía adeudada según cuánto se haya tardado en abonar.

Además, percibiría un 3,30% de lo recaudado en concepto de viñeta y del Impuesto sobre la Actividad Económica, al igual que ocurre en el Ayuntamiento de Gijón. El Impuesto sobre Bienes Inmuebles, ha explicado Rosón, quedaría en manos municipales, con lo que se asegurarían «números muy buenos».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El Principado remite al Ayuntamiento el convenio para hacerse cargo de la recaudación