Los niños alzan la voz

El alcalde recoge propuestas de 600 estudiantes para incluir derechos de la infancia en políticas municipales

Wenceslao López, Marisa Ponga y María José Platero
Wenceslao López, Marisa Ponga y María José Platero

Redacción

El Ayuntamiento de la capital quiere que los ovetenses comiencen a formarse como ciudadanos desde niños. El alcalde, Wenceslao López, la concejala de Atención a las Personas, Marisa Ponga, y María José Platero, presidenta de Unicef Asturias, han mantenido un encuentro en el Teatro Filarmónica con 600 escolares de Ventanielles, La Corredoria, Olloniego y Tudela Veguín para conocer sus inquietudes y propuestas con el propósito de incorporar derechos de la infancia en las políticas municipales que se desarrollen durante la legislatura.

Marisa Ponga ha resaltado que Oviedo ha sido reconocida por Unicef como Ciudad Amiga de la Infancia (sello CAI) y, además, la agencia «ha avalado» el Plan de Infancia y Adolescencia de la capital asturiana, que sirve «de punto de partida» para fomentar la «participación» de niñas y niños, y trabajar los próximos años en defensa de los derechos de la infancia en el ámbito municipal.

Desde el escenario del Filarmónica, el alcalde se dirigió a los estudiantes para animarles a todos a estudiar. «La formación y el conocimiento os dará la libertad para tomar decisiones por vosotros mismos», ha afirmado. Además, Wenceslao López relató algunas vivencias de su infancia y juventud a los presentes, como que fue el único de su barrio que llegó a la universidad, trabajando desde los 15 años de botones en una oficina para poder pagarse los estudios. «Tenéis la suerte de vivir en tiempos mejores. Os aconsejo que estudiéis a todos», ha dicho.

Las peticiones de los niños

Los protagonistas del acto han sido los niños, que han realizado varios actividades para dar a conocer su punto de vista de vista sobre diversos temas. Por el ejemplo, el grupo de participación del colegio Ventanielles ha realizado un «Mannequin Challenge» para recerar situaciones de violencia de género y han explicado las actividades que han realizado en los últimos meses para concienciar a sus compañeros sobre esta lacra social. «Frente a la violencia social, hace falta más comunicación y respeto», ha señalado uno de los niños, mientras que otro ha pedido «un celogio para aprender a quererse».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los niños alzan la voz