Se busca a «Peluchín»

El muñeco favorito de un niño ovetense desaparece en Los Prados. La ciudad se moviliza para que el pequeño recupere a su mejor amigo antes de Navidad

«Peluchín», el muñeco desaparecido
«Peluchín», el muñeco desaparecido

Redacción

Se busca osito de peluche de pelaje pardo. Viste de rojo, con gorro verde. No se trata de ningún jovenzuelo, ya que ha entrado en la madurez porque tiene más de treinta años. Su última ubicación conocida fue el Centro Comercial Los Prados y es el mejor amigo de un niño de tres años y medio. En definitiva, se busca a «Peluchín». A esta descripción responde el muñeco favorito de un niño ovetense que responde al nombre de Gonzalo, de quien se separó hace algo más de 72 horas en el citado centro comercial. 72 horas en las que el niño está en un sinvivir a pocos días de Navidad, consternado sin el juguete que le ha acompañado desde la cuna y preguntando constantemente «dónde está su amigo Peluchín». Las redes sociales no se han hecho esperar y todos los asturianos están colaborando con la familia en la búsqueda para que Gonzalo consiga recuperar a su amigo, sano, salvo y lo antes posible. De momento no hay noticias, pero los papás de Gonzalo no se rinden y también van a empapelar el barrio con carteles de se busca.

«El sábado fuimos toda la familia al Centro Comercial Los Prados. Mi hijo Gonzalo, de tres año y medio, se subió a la atracción de un avión -entre otras que están enfrente de la juguetería Toy Planet-y quiso que su amigo Peluchín le acompañase, como hace siempre», relata Covadonga Álvarez, la madre del pequeño. Gonzalo se lo pasó en grande en la atracción en compañía del muñeco, mientras su familia le hacía algunas fotos. Desgraciadamente, la suerte les jugó una mala pasada. Tuvieron la mala fortuna de que cuando terminó el viaje la familia se fue sin percatarse de que faltaba un miembro de la familia: «Peluchín». Cuando se dieron cuenta, reaccionaron rápido.

«Nos fuimos de paseo y al cabo de un rato el niño comenzó a preguntar por su muñeco. Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que se había extraviado», explica la madre. La familia regresó al centro comercial rápidamente, pero el peluche ya no estaba en el avión. Preguntaron a algunas personas y acudieron a objetos perdidos de Los Prados, pero nadie había entregado a «Peluchín», así que finalmente tuvieron que regresar a casa acompañados de los llantos del pequeño Gonzalo.

Un peluche con historia

«Peluchín» no es un muñeco cualquiera, es un juguete con una gran historia detrás lo cual le otorga un gran valor sentimental que se remonta a hace más de 30 años. Su primera dueña fue una señora que trabajaba ya para la abuela de Gonzalo, quien desde recién nacido le ha estado cuidando en muchas ocasiones. Ella fue la que le «presentó» a su amigo, el cual le terminó regalando cuando el bebé se encariñó con él y desde entonces no se han separado ni un minuto. «Es como el pequeño de Peter Pan, siempre arrastrando a su osito», cuenta Covadonga mientras se le enternece la voz hablando del pequeño Gonzalo. «El niño está hecho polvo», explica la madre, aunque no pierde la esperanza. 

«La gente nos está ayudando mucho», relata la madre. Por el momento, muchos ciudadanos están colaborando en la búsqueda ya que su publicación de Facebook ha sido compartida más de 400 veces y la familia «está flipando» con la implicación de la gente. «Tenemos mucha ilusión porque aparezca. Sería el mejor regalo de Navidad para mi hijo», concluye Covadonga.

Valora este artículo

15 votos
Comentarios

Se busca a «Peluchín»