Las ayudas para paliar la pobreza energética benefician a más de 1.100 familias

El ayuntamiento destinó el año pasado 430.000 euros a esta partida. Casi un 40% de los solicitantes tienen ingresos por debajo de los 532 euros

Marisa Ponga, concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo
Marisa Ponga, concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Oviedo

Oviedo

El Ayuntamiento de Oviedo ha incrementado las ayudas para paliar la pobreza energética, tanto en el número de beneficiarios como en la cuantía de las subvenciones. La concejalía de Atención a las Personas e Igualdad ha concedido en el último año más de 1.100 ayudas a personas y unidades familiares con bajos ingresos para poder afrontar el incremento del gasto producido durante los meses de invierno en consumo de luz y gas, reconexiones por corte de suministros y la compra de aparatos calefactores.

La concejala de Atención a las Personas e Igualdad, Marisa Ponga, ha presentado los datos de las ayudas de garantía energética, un programa en el que se han concedido más de 430.000 euros en el último año. A lo largo de 2016 se atendieron 651 solicitudes, más del doble de las 272 registradas en 2015. Entre enero y marzo de 2017 las subvenciones han llegado a 470 familias, con una cuantía que se ha incrementado a 500 euros.

Marisa Ponga ha destacado que la concesión de ayudas contra la pobreza energética es uno de los programas de actuación prioritarios de este equipo de gobierno. «Se trata de atender las necesidades de las personas más vulnerables en un momento en el que seguimos inmersos en una crisis económica y la energía es un elemento básico para la calidad de vida; es un derecho social», ha sentenciado la edil. En este sentido, ha subrayado que se han atendido todas aquellas solicitudes que cumplían los requisitos exigidos. Además de las subvenciones, desde la concejalía también se han tramitado 21 comunicaciones en las que se paralizan cortes de suministro en virtud del convenio suscrito por la Consejería de Servicios y Derechos Sociales con EDP y Viesgo.

La concejala Atención a las Personas e Igualdad ha destacado que un tercio de los solicitantes no son personas usuarias habituales de los servicios sociales, «aspecto muy interesante para cumplir con uno de los objetivos planteados con este tipo de ayudas: llegar a más personas y a familias que no suelen acudir a los servicios sociales». Cerca de un 40% de los solicitantes tienen ingresos por debajo de los 532 euros, mientras que más de la mitad son personas que viven solas o familias de dos miembros.

Para poder llevar a cabo la segunda fase de la campaña, entre noviembre de 2016 y marzo de 2017, se incorporó un equipo con cuatro Trabajadoras Sociales y personal auxiliar con el apoyo del Servicio de Información de Servicios Sociales.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Las ayudas para paliar la pobreza energética benefician a más de 1.100 familias