El PP acudirá a los tribunales tras la espantada del pleno municipal

Los populares afirman que en el ayuntamiento «hay un olor insoportable a fascismo»


Oviedo

El Grupo Municipal del PP en el Ayuntamiento de Oviedo ha anunciado hoy que volverá a abandonar el pleno municipal siempre que el alcalde, Wenceslao López, siga permitiendo que «se atente contra la presunción de inocencia y se mienta de forma miserable para acosar» al exregidor Agustín Iglesias Caunedo.

El portavoz adjunto de los populares ovetenses, Gerardo Antuña, así lo ha dicho en la rueda de prensa en la que ha comparecido, junto al resto de ediles de la formación a excepción del anterior alcalde, en presencia de las cuales ha leído un comunicado.

El texto recoge que la decisión que tomó ayer Iglesias Caunedo de de abandonar la sesión plenaria fue una reacción «consecuente y merecida a un acto dictatorial» de López al «conculcar el derecho que todo concejal tiene a responder por alusiones» en una sesión plenaria.

Para los populares el alcalde de Oviedo quiso «seguir el circo» del edil de Somos Rubén Rosón y negó una respuesta a la que Iglesias Caunedo tenía «derecho legal y personal»

Según ha indicado Antuña, el Grupo Municipal Popular acudirá a los tribunales para denunciar el «atropello», cuya demanda presentará en el momento en que disponga del acta del pleno.

«No vamos a tolerar más ataques miserable y falsos, ni vamos a permitir que el tripartito siga intentando ocultar su absoluta inutilidad con esta campaña tan ruin», sostiene el PP, que entiende que lo ocurrido ayer «no fue una espantada como dijo López».

Antuña ha expuesto que fue una reacción política «adecuada ante un trato absolutamente antidemocrático hacia un concejal al que se le negó su derecho a responder a los ataques miserables de otro».

Se trató de un «gesto valiente» de los ediles del PP, ha defendido su portavoz adjunto, que ha sostenido que es Wenceslao López quien protagoniza una espantada constante de sus deberes y responsabilidades como alcalde «por miedo a los nuevos dueños de su honor y de su dignidad tras premiar su docilidad con la alcaldía».

Ha anunciado que el PP no va a tolerar «más ataques a la presunción de inocencia», y ha dicho que Rosón «no es quien para dictar sentencias de culpabilidad» y que «sólo desde su inmoral soberbia y su ruin condición humana puede explicarse su miserable intención de convertir cada pleno en un juicio contra otro concejal».

Asimismo, Antuña ha rechazado que «se sigan construyendo mentiras con esa inclinación fascista de que una mentira repetida llega a convertirse en verdad», ya que Iglesias Caunedo «nunca tuvo tarjeta para zona azul».

Ha concluido que «quien disfruta rebozándose en la mierda termina enmierdado y en este gobierno ya hay un olor insoportable a fascismo».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El PP acudirá a los tribunales tras la espantada del pleno municipal