Wenceslao López ve más urgente las obras de Nicolás Soria que una pasarela entre las estaciones

«La comunicación entre ambas estaciones es importante, pero no la consideraría urgente», ha declarado el alcalde de la capital

El alcalde de Oviedo Wenceslao López
El alcalde de Oviedo Wenceslao López

Oviedo

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, considera «más necesario» acometer las obras de ampliación del puente de Nicolás Soria, comprometidas desde hace una década, que el proyecto para comunicar la estación de Renfe con la de autobuses a través de una pasarela peatonal. La ampliación del puente, presupuestada en su día en unos 3,6 millones de euros, facilitaría la comunicación del barrio de Ciudad Naranco «aislado y cerrado» con el centro de la ciudad señaló López. Añadió que «la comunicación entre ambas estaciones es importante, pero no la consideraría urgente»

López ha realizado estas declaraciones tras visitar, junto a la concejala de Infraestructuras Ana Rivas, las obras de mejora de la calzada entre la calle La Lila, que comunica la Plaza de Longoria Carbajal con General Elorza. La renovación de dicha vía concluirá la semana que viene y en ella se han invertido 67.411 euros; «se necesitaba una reparación a fondos porque tenía todos los adoquines hundidos», ha apuntado López. El alcalde se ha felicitado de la solución técnica utilizada, utilizando hormigón en lugar de adoquines para asfaltar la calzada para reducir los ruidos generado por los vehículos. López se ha mostrado satisfecho de que, a pesar de los problemas presupuestarios y contractuales que hacen que la labor burocrática «se eternice», el ayuntamiento esté llevando a cabo «una labor intensa» en ese ámbito en los últimos tiempos.

De cara a este ejercicio, el alcalde ha señalado que se prevén acometer cuatro obras de mejora de este tipo en el barrio de La Corredoria por importe de 140.500 euros y de trece en Ciudad Naranco y tres en Pumarín, cuyo coste se elevará a un millón de euros con cargo al remanente presupuestario del año pasado. López ha recordado que en Ciudad Naranco, un barrio «con aceras muy estrechas», se cometieron en el pasado errores como la colocación de farolas con un pie muy ancho que ocupa «la mitad» del espacio para los peatones «y si vas con un carricoche de bebé, no puedes pasar». «Una zona que ya tiene dificultades orográficas no puedes complicarla aún más con aceras con obstáculos», ha apuntado.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Wenceslao López ve más urgente las obras de Nicolás Soria que una pasarela entre las estaciones