El alcalde destaca la fortaleza de un gobierno «al que muchos no daban ni tres horas»

Wenceslao López asegura que no han hecho «grandes obras de hormigón» sino que han dirigido los impuestos a revertirlos sobre los que más lo necesitan


Oviedo

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López, ha realizado un balance «positivo» de los dos primeros años de gestión del actual Gobierno local, integrado por PSOE, Somos e IU, al que ha dicho que «muchos no daban ni tres horas» y «ya lleva dos años en los que cada día estamos haciéndolo mejor, rodando perfectamente». López, que como cientos de ovetenses ha participado en la tradicional entrega del bollo y el vino de La Balesquida en el Paseo del Bombé, en el parque de San Francisco, ha destacado que el buen día ha favorecido la asistencia de ciudadanos a la fiesta «más ancestral» con que cuenta la ciudad. 

En relación a los dos primeros años de gestión del actual Gobierno local, integrado por PSOE, Somos e IU, ha realizado un balance «positivo» en unas circunstancias «difíciles, tanto internas como externas, con una economía municipal con una agresión terrible, y un ayuntamiento con escasos recursos humanos, mal organizado». También ha señalado que se trata de «tiempo de cambios políticos» en los que les corresponde administrar un gobierno de tres partidos, por el que «muchos no daban ni tres horas».

«Esperamos seguir, con Oviedo como objetivo», ha aseverado el alcalde la ciudad, que ha abundado que el equipo de gobierno ha destinado los «escasos» fondos municipales a ayudar a las familias que estaban pasándolo mal. Ha reseñado que los responsables locales no han hecho «grandes obras de hormigón» sino que han dirigido los impuestos a revertirlos sobre la ciudadanía que lo necesita.

Respecto al impacto que Villa Magdalena supone para el consistorio ha afirmado que la situación continúa siendo «igual de preocupante» que lo era hace un año, y ha agregado: «lo que esperábamos que no nos cayese encima lo ha hecho», pero ha apostado por poner «al mal tiempo buena cara, y tratar de responder a la ciudadanía y resolver problemas».

En cuanto a la retirada de 73 terrazas repartidas por la ciudad por no reunir las exigencias establecidas, ha indicado que las normas son «iguales para todos», y ha recordado que el consistorio ha dado un plazo para adaptarse a la ordenanza, que espera los establecimiento la cumplan. A su juicio sería una «discriminación que unos hosteleros tuvieran la terraza adecuadamente y otros no, y eso no puede ser», y se ha mostrado convencido de que pondrán ese equipamiento al día en el margen de tiempo que se les ha dado. La nueva ordenanza contempla medidas que son «necesarias, ya que no hay que olvidar que las aceras son para las personas», ha dicho el regidor, que ha apostado por una regulación a través de una normativa en la que prevalezca el interés general que es de las personas.

La Sociedad Protectora de la Cofradía de La Balesquida, que ha repartido a lo largo de la mañana 6.500 bollos, con su correspondiente botella de vino, ha organizado durante el pasado fin de semana una serie de actividades infantiles con juegos tradicionales y «La Cabalgata del Heraldo». La fiesta de La Balesquida tiene su origen en la participación en la procesión de la Virgen de la Esperanza o Virgen de la «O», organizada por la Cofradía de La Balesquida.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El alcalde destaca la fortaleza de un gobierno «al que muchos no daban ni tres horas»