Uno de los agresores de La Corredoria admite dos años de cárcel por la brutal paliza a dos jóvenes

J.V.F. se ha comprometido ante el juez a pagar una indemnización a las dos víctimas que sufrieron patadas y golpes tras ser agredidas con un palo, una navaja y un cinturón, bajo amenazas de muerte, para robarles


Redacción

A las víctimas no les hizo falta entrar en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo para prestar declaración ante el juez. J.V.F. , de 19 años, reconoció ser uno de los agresores que participó, en compañía de un grupo de entre 6 y 7 adolescentes,  entre los que figuraban varios menores de edad, en  la brutal paliza que sufrieron D.M., de 24 años, y O.V., de 22 años, a quienes sustrajeron todos los objetos de valor que llevaban, bajo amenazas de muerte.

Los agresores llegaron a utilizar un palo, un cinturón y una navaja contra las víctimas, a las que propinaron golpes y patadas en el suelo y a las que dejaron sin opción alguna de defensa. Los hechos se registraron el pasado día 24 de junio, en  el barrio ovetense de La Corredoria, que esa noche se encontraba inmersa en plenas fiestas locales.

Las víctimas aún sufren secuelas

Con su reconocimiento explícito de los hechos imputados, ante el titular del juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo, en el transcurso de un juicio rápido celebrado ayer, J.V.F. admitió la imposición de una condena de dos años de prisión y una pena de cuatro meses de arresto que conllevará una multa, a razón de una cuota diaria de diez euros, por su responsabilidad en sendos delitos de robo con intimidación y lesiones.

No obstante, el magistrado-juez acordó, de conformidad entre la Fiscalía y la defensa del acusado, a la que se opusieron las familias de las víctimas, la suspensión de la ejecución de la condena ante el compromiso manifestado expresamente por J.V.F. de resarcir el daño ocasionado. Un resarcimiento que tendrá que llegar a través del abono de una indemnización tanto a las víctimas como al Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), por los gastos derivados de la atención sanitaria prestada; cuantías económicas que se determinarán una vez que D.M. y O.V. se restablezcan por completo de  las lesiones y secuelas que aún sufren.

 Los antecedentes penales

Esta suspensión de condena queda supeditada a que J.V.F. afronte el pago de la responsabilidad civil que le corresponda ya que, en caso contrario, la pena sería ejecutada. Para lograr la atenuación de  la petición inicial del fiscal, que interesaba una condena de cuatro años de cárcel en su escrito de calificación provisional de la causa, la defensa de J.V. manifestó que su representado había ingresado en una cuenta bancaria 2.780 euros como provisión de fondos y anticipo de la futura indemnización.

J.V.F., que carecía hasta ahora de antecedentes penales, acudió a la sede judicial en compañía de una menor a quien, según fuentes de la propia Fiscalía de Menores del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA), se le ha abierto un expediente y ha quedado en libertad, bajo la custodia de sus padres «a expensas de nuevas pruebas», por su presunta participación en la misma agresión. J.V. ha sido condenado en firme tras mostrar su acuerdo con la sentencia dictada «in voce»  por el magistrado-juez en la sala de vistas del Juzgado de lo Penal número 4 de Oviedo.

Tags
Comentarios

Uno de los agresores de La Corredoria admite dos años de cárcel por la brutal paliza a dos jóvenes