120.000 metros cuadrados en el corazón de la ciudad

El catálogo de Oviedo especifica la protección de dos edificios de la Fábrica de Armas y recoge otros dos elementos singuales

Plano de la Fábrica de Armas de La Vega
Plano de la Fábrica de Armas de La Vega

Redacción

El recinto de la Fábrica de Armas tiene una superficie similar a la del «Oviedo Redondo», unas 12 hectáreas, el equivalente a 12 estadios de fútbol, de la que aproximadamente un 42% está edificada y un 58% son espacios libres (zonas verdes y red viaria). Según detalla un informe del Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, el recinto se estructura a partir de dos ejes principales: uno desde el acceso principal y otro perpendicular, cuyas direcciones están definidas por la orientación del antiguo Convento de la Vega. Como elemento curioso, destaca que muchos de sus viales son paseos arbolados con un ancho similar al del Paseo de los Álamos (15-20m). El segundo eje apunta hacia una dirección clara: la Iglesia de San Julián de los Prados.

El análisis arquitectónico realizado por los profesionales destaca que «El catálogo de Oviedo» -que incluye los edificios protegidos de la ciudad-,  sólo individualiza específicamente un par de edificios de la fábrica: la capilla de Santa Bárbara (Protección Integral Monumental) y el pabellón «Almacén-Claustro» (Protección Integral Singular). Y otros dos elementos singulares: la caseta de pesaje y la chimenea de ladrillo de la antigua fundición. Por otro lado está el Plan General, que plantea que una vez que cese la fábrica, se debe desarrollar un Plan Especial en el que figure un estudio pormenorizado de todas las edificaciones existentes, con el fin de seleccionar las edificaciones a proteger, los nuevos usos del recinto y su ordenación.

Fases de crecimiento

El antiguo convento de La Vega se construyó en el S.XII y en el S.XVII sufrió diversas transformaciones. En 1856 se trasladó al recinto la fábrica manteniendo en un principio el edificio monacal hasta que en 1917-18 se llevó a cabo la demolición de la iglesia, el coro, la torre y la portería. En la actualidad conserva parte del claustro en la nave «Almacén-Claustro» y dos portadas románicas en la capilla actual, reconstruida en 1926. Una vez instalada la fábrica en esos terrenos, su desarrollo presentó tres etapas diferenciadas: Edificaciones anteriores a 1969 (completada con otras de 1894-1917); las construidas entre los años 1917 y 1927 y las de la década de 1940 (y posteriores). Todas estas remodelaciones finalizaron.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

120.000 metros cuadrados en el corazón de la ciudad