Sellado de tanques, lavado de gases, videovigilancia... así se combate el benceno en Trubia

El plan de acción del Principado para reducir la contaminación en la localidad ovetense fija 26 medidas distribuidas en tres grandes grupos. La inversión será de casi 5 millones, casi toda de empresas privadas

Vista del valle del Trubia con emisiones, niebla y una nube de contaminación.Vista del valle del Trubia con emisiones, niebla y una nube de contaminación
Vista del valle del Trubia con emisiones, niebla y una nube de contaminación

Redacción

El Principado y las empresas privadas han consensuado un paquete de medidas para reducir los niveles de benceno en Trubia. Sellado de tanques, lavado de gases, videovigilancia... estas son algunas de las iniciativas que pondrán en marcha en los próximos meses con el objetivo de mejorar la calidad del aire en la localidad ovetense. Para ello han aprobado un plan de acción con una inversión de casi 5 millones que se enmarca dentro de un paquete total de 25 millones que también contempla actuaciones en Avilés y Gijón.

«El Plan de acción a corto plazo para la reducción de los niveles de benceno en Trubia» señala que la influencia del tráfico en los valores de benceno registrados en la zona no es significativa, como demuestran los datos de otras estaciones con mayor nivel de tráfico en su entorno. Además, recoge que aunque se ha contrastado la presencia de calefacciones de carbón en la zona, tampoco puede atribuirse a ellas un peso significativo en los elevados niveles de benceno registrados.

El principal causante de esa contaminación es la emisión de las grandes industrias de la localidad. Según el informe, a pesar de que las instalaciones de Industrial Química del Nalón e Industrias Doy Manuel Morate emplean mayoritariamente en sus procesos de combustión combustibles propios, derivados de sus procesos industriales y por tanto provenientes de la destilación de alquitranes y carbones, se observa que los valores de benceno asociados a los focos emisores canalizados están dentro de los límites admisibles e incluso por debajo de los límites de detección del método analítico empleado. Por tanto, estos focos quedan «descartados como causantes de los niveles de contaminación».

Sin embargo, el estudio de dispersión de benceno realizado con los datos de las tres campañas de medida de inmisión en 10 puntos del entorno industrial de Trubia, de 7 días de duración cada una, apunta a que la principal fuente de benceno en la zona corresponde con Industrial Química del Nalón, y que las otras dos fuentes industriales posibles, Industrias Doy y Santa Bárbara Sistemas, son poco importantes frente a esta. Particularmente Santa Bárbara Sistemas no parece tener ningún efecto sobre la contaminación por benceno.

Las emisiones difusas, es decir las no provenientes de los focos canalizados, son las principales causantes de los niveles de contaminación de Trubia. Estas emisiones difusas de Industrial Química del Nalón están asociadas a los procesos de manipulación, destilación y almacenamiento de materias primas y productos. Las emisiones de Industrias Doy se asocian a los procesos de manipulación y almacenamiento de alquitranes.

Tras este análisis, el informe concluye que las actuaciones que reducirán de forma más elevada la contaminación por benceno presente en la zona de Trubia, se corresponden con aquellas destinadas a reducir las emisiones difusas procedente de las instalaciones industriales, especialmente las originadas en las instalaciones de Industrial Química del Nalón y de Industrias Doy Manuel Morate. 

Medidas concretas

Industria Química del Nalón es la empresa que más contamina por benceno desde emisiones difusas y, por ello, la que más invertirá en reducir esas emisiones. En total 4,5 millones. Entre las medidas concretas se encuentra la instalación del sistema de lavado de gases en 17 tanques y su sellado, el diseño e instalación del sistema de captación de emisiones difusas, tratamiento de gases y oxidador térmico o la instalación de un sistema de monitorización en continuo del foco de oxidación térmica. Son 17 medidas, algunas de las cuales ya se han implantado. La fecha tope para finalizar el resto es el mes de diciembre de 2018.

Industrias Doy Manuel Morate pondrá en marcha cinco medidas para reducir los niveles de benceno e invertirá 245.000 euros para conseguirlo. Entre las más destacas están el desarrollo de un cierre hidráulico en el conjunto de cinco tanques de almacenamiento de alquitrán o la sustitución de las actuales soplantes de emergencia por una nueva soplante estanca sin pérdidas de gases ni purgas de alquitrán.

Por su parte, el Principado invertirá 165.000 euros con medidas como la implantación de un sistema de videovigilancia para el control del funcionamiento de las antorchas y de las emisiones difusas a la atmosfera de las instalaciones de Industrias Doy o una campaña de medición en época estival.

 25 millones en toda Asturias

El Consejo de Gobierno del Principado ha aprobado los nuevos planes para mejorar la calidad del aire en Gijón, Avilés y Trubia, que incluyen medidas que movilizarán inversiones por un importe superior a los 25,4 millones de euros hasta 2019, y que, en su mayor parte, serán aportados por las empresas. Estos tres planes pretenden reducir las concentraciones de partículas menores de diez micras en Gijón y Avilés y se suman al plan para controlar las emisiones de benceno.

Química del Nalón e Industrias Doy, en Trubia; ArcelorMittal, la Autoridad Portuaria, Asturiana de Zinc, Feriberia, y en menor medida, Alcoa y Cristalería Española, en Avilés; y la multinacional siderúrgica, el puerto, Tudela Veguín y la térmica de Aboño, en Gijón serán las empresas que corran con la mayor parte del coste de estos planes. 

Comentarios

Sellado de tanques, lavado de gases, videovigilancia... así se combate el benceno en Trubia