Los taxistas claman contra el ayuntamiento

Las dos federaciones de la capital rechazan la intención del Ejecutivo local de imponer un día obligatorio de descanso semanal. La Federación Sindical espera que se abra una negociación y, por el momento, descarta tomar medidas

Una parada de taxis en Oviedo
Una parada de taxis en Oviedo

Redacción

Los taxistas de Oviedo no se quedarán de brazos cruzados. No les ha gustado la medida anunciada por el equipo de gobierno de imponer un día a la semana de descanso obligatorio, por lo que pelearán para que el tripartito rectifique. Las dos federaciones de profesionales de la capital -que juntas suman las 312 licencias que existen en la ciudad- coinciden en rechazar la propuesta y lamentan que el consistorio haya tomado la decisión de forma unilateral. Desde la Federación Sindical del Taxi se muestran más cautos y antes de tomar ningún tipo de medida confían en que se abra un periodo de negociación.

El anuncio del ayuntamiento ha sido claro. Con el objetivo de «velar por los derechos y condiciones laborales de los trabajadores del sector», establece un calendario de descansos anual, con un día de parada semanal obligatoria para el vehículo, que coincidirá con el descanso del conductor. Y ya hay fecha para la entrada en vigor de la medida, el 1 de enero de 2018. No obstante, se suspenderá la obligatoriedad del descanso semanal durante la festividad de San Mateo, en septiembre, y desde el 6 de diciembre (Día de la Constitución) hasta el 1 de enero (festividad de Año Nuevo). 

El fondo de la medida no ha gustado a las federaciones de profesionales. Tampoco las formas. José Antonio Suárez, presidente de Radio Taxi Principado -cooperativa formada por 198 licencias-, se muestra «rotundamente en contra». En su opinión, «una cosa son los descansos de los trabajadores, que están regulados por convenio, y otra inmovilizar el vehículo». Suárez recuerda que en su día ya recogieron firmas para evitar medidas similares y que se las harán llegar al ayuntamiento.

El presidente de Radio Taxi Principado cuestiona otro de los argumentos del equipo de gobierno, que asegura que la oferta del sector del taxi es superior a la demanda. «Es cierto que la crisis empeoró todo, pero llevamos años sin subir las tarifas y ahora encima nos quieren parar los vehículos», explica antes de añadir que «a este paso, tendremos que acabar pidiendo subvenciones al ayuntamiento». Además, lamenta que «oficialmente nadie se ha puesto en contacto con nosotros para negociar la medida. Como somos parte implicada tienen la obligación de comunicárnoslo, por lo que a partir de ahí ya veremos».

Julio Silva, presidente de Radio Taxi Ciudad de Oviedo -federación que suma 113 socios-, coincide con Suárez en señalar que «estamos en contra» y adelanta que «haremos todo lo que sea necesario para evitarlo». Eso sí, deja claro que son los sindicatos los que deben llevar las negociaciones y que ellos respaldarán las decisiones que tomen. Silva lamenta que el ayuntamiento «ha impuesto una decisión unilateral y que no contó con nosotros para nada». Reconoce, eso sí, que el concejal de Seguridad Ciudadana, Ricardo Fernández, les comunicó hace aproximadamente un año, cuando se reunieron por otro asunto, la necesidad de introducir cambios en el funcionamiento de los taxis. Silva asegura que, desde entonces, no habían vuelto a tener más noticias del tema.

 Negociación antes de tomar medidas

Más cauto se muestra Gabino Pérez, presidente de la Federación Sindical del Taxi. En su opinión, se trata de una medida que no es oficial y que, hasta el momento, el ayuntamiento solo ha dado a conocer a través de su página web. Pérez espera que ahora se abra un periodo de negociación entre las dos partes, por lo que pide paciencia. «De momento no tenemos pensado tomar ninguna medida», reconoce el responsable sindical, que considera prematuro actuar «sin saber el contenido del documento». «Por lo que he visto, lo que han hecho es un corta y pega de la normativa de otras ciudades» en las que está implantado un sistema obligatorio de descansos.

Los argumentos del ayuntamiento

El ayuntamiento sostiene que la regulación tiene como fin «evitar las jornadas laborales excesivas con el consiguiente decrecimiento del rendimiento laboral y proteger la salud del trabajador, es decir, garantizar la seguridad e higiene en el trabajo». Además, añade que la oferta del sector del taxi convencional «es superior a la demanda de viajeros, a diferencia del conocido como eurotaxi (donde la oferta es insuficiente), lo que, salvo en determinadas fechas, implica acumulación de vehículos en las paradas». El tripartito considera que el descanso semanal obligatorio tratará también de «equilibrar, en la medida de lo posible, la oferta y demanda del sector y que mejore el rendimiento, manteniendo el equilibrio económico de la concesión».

El equipo de gobierno también recuerda que el descanso del sector del taxi está regulado en la mayor parte de las grandes ciudades del país. En todo caso, la concejalía de Seguridad Ciudadana anuncia que abrirá un periodo de consulta, por lo que las organizaciones sindicales y profesionales del sector tendrán «un plazo de diez días de audiencia para presentar las alegaciones que estimen convenientes».

Valora este artículo

3 votos
Comentarios

Los taxistas claman contra el ayuntamiento