El ayuntamiento decidirá el uso de los terrenos de La Vega

Defensa señala que las dos administraciones trabajan en un protocolo para definir unos aprovechamientos «limitados» de la propiedad. El alcalde sostiene que paralelamente ambas partes preparán los documentos sobre la propiedad del suelo

El alcalde de Oviedo, Wenceslao López (3d), la vicealcaldesa, Ana Taboada (1d), y responsables municipales, durante el recorrido que realizaron con los integrantes del Ministerio de Defensa que forman parte del grupo de trabajo encargado de decidir sobre los usos futuros de la antigua fábrica de armas de La Vega
El alcalde de Oviedo, Wenceslao López (3d), la vicealcaldesa, Ana Taboada (1d), y responsables municipales, durante el recorrido que realizaron con los integrantes del Ministerio de Defensa que forman parte del grupo de trabajo encargado de decidir sobre los usos futuros de la antigua fábrica de armas de La Vega

Redacción

Buena voluntad y predisposición a alcanzar un acuerdo. Es la principal conclusión de la primera reunión entre Defensa y el Ayuntamiento de Oviedo para desbloquear la situación de los terrenos de La Vega. La intención de ambas partes es elaborar un protocolo que sirva como hoja de ruta para definir los usos. Eso sí, será un aprovechamiento «limitado», según ha precisado el Gobierno central. El Ministerio ha reconocido que será el consistorio el que defina su utilización, siempre que se cumplan las expectativas de la población, aunque no ha querido entrar en el tema de la propiedad. Paralelamente a la concreción de ese plan de trabajo, ambas partes prepararán la documentación para intentar acercar posturas sobre la titularidad del suelo.

Una delegación del equipo de gobierno, con el alcalde Wenceslao López a la cabeza, se ha reunido por primera vez sobre el terreno con miembros del Ministerio de Defensa para iniciar la ronda de encuentros del grupo de trabajo del que ambas instituciones esperan sacar un acuerdo sobre los usos de la Fábrica de Armas de La Vega, en estado de abandono desde 2012. Tanto el alcalde como el director general de Infraestructuras del Ministerio de Defensa, Eduardo Zamarripa, han coincidido en la «voluntad de llegar a acuerdos».

Zamapirra ha especificado que «en algún momento el terreno de la fábrica estará dedicado a unos usos que quiera el ayuntamiento, unos usos que cumplan las expectativas de la población y unos usos que tengan en cuenta un aprovechamiento limitado por la propiedad». Respecto a la titularidad del suelo, el responsable de Defensa ha explicado que «la palabra ceder no la entiendo muy bien, pero llegaremos a un acuerdo para la utilización de esos terrenos».

Igual de optimista se ha mostrado Wenceslao López, quien ha agradecido «el esfuerzo y la voluntad de llegar a acuerdos» de Defensa. López ha explicado que se trata de una primera reunión, que queda mucho trabajo por delante y que están preparando un protocolo de actuación para comenzar a dotar a los terrenos de la fábrica de contenido. Además, ha reconocido que «en paralelo las dos partes vamos a preparar los documentos que tenemos sobre la Vega en 160 años a nivel legal de propiedad». El objetivo es poner sobre la mesa lo que tiene cada uno para intentar consensuar una propuesta sobre el futuro. 

El alcalde también ha afirmado que han trasladado a los representantes de Defensa su preocupación «a nivel laboral» por los trabajadores despedidos en Trubia. «Tenemos la voluntad de llegar a solución satisfactoria», ha concluido.

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

El ayuntamiento decidirá el uso de los terrenos de La Vega