El megaproyecto del Vasco, paralizado

El Servicio de Bomberos municipal lleva esperando «meses» a que el consorcio de empresas que impulsa la obra remita la información que le ha solicitado

El Vasco, en Oviedo
El Vasco, en Oviedo

Redacción

La previsión era que las obras comenzasen en verano, aunque todavía habrá que esperar. El Gran Bulevar, el megaproyecto impulsado por un consorcio de siete compañías para dotar de contenido la parcela del Vasco, está paralizado. El Departamento de Licencias del ayuntamiento ha trasladado la documentación al Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) «hace meses», y este, a su vez, ha requerido información a las empresas para que corrijan ciertas deficiencias. Sin embargo, y a pesar de las prisas iniciales, todavía no han contestado a ese requirimiento. Por lo tanto, y a la espera de que se subsanen esos errores, el proyecto está bloqueado. Según afirman desde el equipo de gobierno, «la pelota está en su tejado».

El Gran Bulevar pretende destinar la parcela a viviendas y, además, se podría levantar un hotel, zonas deportivas y pequeños comercios y locales hosteleros. El proyecto contaría con una inversión de 100 millones y podría dar empleo a un millar de personas, según sus promotores. En el mes de marzo, cuando se hicieron públicos los planes de las siete empresas -entre ellas Santagadea y la constructora Procoin-, los responsables del proyecto señalaron que solo estaban a la espera de la licencia del ayuntamiento para comprar la parcela, propiedad del Banco Herrero. En ese momento aseguraron que las negociaciones estaban avanzadas. Ahora todo se ha enfriado.

Ignacio Fernández del Páramo, concejal de Urbanismo, explica que «el proyecto está en bomberos a la espera de que las empresas remitan la documentación que se les ha solicitado. No es un tema que dependa de nosotros, la pelota está en su tejado». El concejal explica el procedimiento. En un primer momento, la documentación se envía a Urbanismo, que una vez analizado se lo remite al SEIS, que tiene que redactar un informe sobre seguridad. Si existe alguna deficiencia, como es el caso, se solicita a la empresa que lo subsane. Una vez corregidos esos errores, el proyecto vuelve a Urbanismo. En este caso, y según reconoce Fernández del Páramo, están a la espera que se les remita esa documentación para conceder la licencia definitiva.

Habitualmente, las modificaciones que solicita el SEIS están relacionadas con justificaciones de planos, de materiales, seguridad, incendios… Desde el ayuntamiento no han concretado cuáles son las deficiencias de El Gran Bulevar, pero han reconocido que «en cuanto entreguen la documentación, adelante. No tenemos reparos en Liciencias», asegura el concejal.

El Gran Bulevar

El proyecto está bloqueado, pero de llevarse a cabo, supondría un lavado de cara a una de las entradas de la ciudad. Si se concreta, supondría un cambio radical para la zona. El consorcio de empresas plantea la construcción de 112 viviendas en las tres torres que ya están levantadas y además prevé actividades de corte deportivo, turístico y comercial. Para ello contempla invertir más de 100 millones y prevén que se podrían crear un millar de empleos.

Las empresas Mayers, Procoin y Gestinor están en el germen de la idea. Además Exiom Real Estate, Domus Capital y Sotiello XXI y el Grupo Santagadea estarían también en Gran Bulevar. El consorcio está negociando con Solvia, del Banco Sabadell, que es la actual propietaria de la parcela de Víctor Chávarri. Y afirma, en sus negociaciones con el ayuntamiento, que cederá 11.000 metros para uso público.

El plan incluiría las viviendas que ya contemplaba el proyecto que no cuajó finalmente. Y añadiría superficies comerciales de pequeños locales, zona hostelera y deportiva, con posibilidades para crear un gran gimnasio además de un gran aparcamiento con más de 1.000 plazas. El proyecto se ejecutaría por fases. El consorcio calcula que en un año podría acabar las tres torres y en otros dos años levantar las otras tres previstas. Todo el proyecto podría estar finalizado en 2018 o 2019. Parece que esos plazos no se van a cumplir. 

El proyecto no implicará afrontar ningún tipo de modificación urbanística de los 106.000 metros cuadrados del plan que lleva paralizado desde 2013. La fórmula que han planteado las citadas empresas, que han mantenido ya varias reuniones con el alcalde de Oviedo y diversos concejales de su equipo de Gobierno, es la de hacerse con el mencionado espacio una vez que los técnicos municipales den su visto bueno al proyecto y cuente con los pertinentes permisos para iniciar las obras.

Comentarios

El megaproyecto del Vasco, paralizado