Los motivos por los que Montoro no interviene Oviedo pese a «reventar» la regla de gasto

El ayuntamiento de la capital asturiana lleva tres años sin cumplir las exigencias de Hacienda. La situación del consistorio poco tiene que ver con la de Madrid

.El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro
El ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro

Redacción

Oviedo no cumple todas las exigencias que impone Hacienda, pero su situación poco tiene que ver con la de Madrid. La decisión del ministerio de intervenir las cuentas del Ayuntamiento de la capital de España ha generado polémica por la comparativa con otros consistorios, aunque las situaciones no siempre son comparables. Los diferentes equipos de gobierno de Oviedo llevan tres años incumpliendo la regla de gasto, pero a pesar de ello su estabilidad económica está demostrada y cumplen el resto de exigencias. Por ello Montoro todavía no podido meter mano en la gestión de las cuentas municipales.

Rubén Rosón, concejal de Economía del Ayuntamiento de Oviedo, marca las diferencias con Madrid, aunque defiende la actuación del equipo de Manuela Carmena. «No estamos en una situación similar a la de Madrid, que es el ayuntamiento más endeudado de España», explica el edil, quien añade que «a esta situación no se ha llegado porque lo endeudara el Gobierno actual, sino que todo viene de atrás, de la época del PP. Pese a ello, tiene un superávit de 1.000 millones».

La única similitud entre los dos consistorios -el de la capital de España y el de la de Asturias-, es que ninguna de los dos se ciñe a la regla de gasto. Rosón reconoce que «nosotros la incumplimos, de hecho esto ya pasaba antes de que llegáramos al equipo de gobierno». El PP la incumplió en 2015, el tripartito en 2016 y, previsiblemente, volverá a hacerlo en 2017. La regla de gasto se calcula con el año vencido, en la liquidación presupuestaria, por lo que no se sabrá definitivamente hasta el mes de marzo de 2018. De todas formas, todo apunta a que volverá a ser así, ya que «aprobamos el presupuesto de 2017 diciendo que la íbamos incumplir».

El concejal argumenta la actuación del ayuntamiento. «Es normal que esto ocurra porque tenemos que pagar 30 millones solo de Villa Magdalena. Eso incumple la regla de gasto, porque si te atas a ella no puedes gastar más que la variación de PIB del año en cuestión. Es decir, un 2% aproximadamente más que el año pasado». «Solo esos 30 millones hacen que reventemos el techo de gasto», apostilla.

Sin ningún control

El ayuntamiento no cumple la regla de gasto, pero pese a ello «no hay ningún tipo de control» por parte de Montoro. El motivo es que el equipo de gobierno cumple el resto de exigencias que impone Hacienda. «Cumplimos la estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera», afirma Rosón, que son las otras patas -junto a la regla de gasto- sobre las que se asienta la política económica del gobierno central en relación a las cuentas municipales.

Reducción de la deuda

Cuando un ayuntamiento no gasta alguna de las partidas consignadas en el presupuesto en el capítulo de inversiones, no puede utilizarlo como remanente y debe dedicarlo obligatoriamente a amortizar deuda. Por este motivo, y debido a que la falta de personal en el consistorio ha ralentizado el ritmo de adjudicación de obras del tripartito, «hemos bajado la deuda a mínimos históricos», asegura Rosón. «Si no fuera por Villa Magdalena, tendríamos menos de 10 millones de deuda», asevera.

El nivel de endeudamiento de Oviedo es «ínfimo», sostiene el edil, una de las grandes diferencias con Madrid. «Para poder pedir crédito tienes que tener sostenibilidad financiera y no puedes estar endeudado en más del 70% de los ingresos. Nosotros lo cumplimos con creces, ya que estamos en el 30%», explica el edil. «Tenemos una capacidad de endeudamiento de 70 millones, y eso no vamos a hacerlo es este año», concluye.

Valora este artículo

5 votos
Comentarios

Los motivos por los que Montoro no interviene Oviedo pese a «reventar» la regla de gasto