Un año de cárcel y 71.560 euros por duchar a un niño de cuatro años con agua hirviendo

El magistrado le ha impuesto una orden de alejamiento del menor durante cinco años

Juzgados de Oviedo
Juzgados de Oviedo

Oviedo

El Juzgado de lo Penal número 1 de Oviedo ha condenado a un hombre a un año de cárcel y al pago de una indemnización de 71.560 euros por provocar, por imprudencia, graves quemaduras a un niño de tres años, hijo de una amiga suya, al ducharle. Los hechos ocurrieron el 21 de octubre de 2015 en el domicilio del hombre, que acababa de duchar a sus dos hijos, de dos y tres años.

La sentencia considera probado que el hombre procedió a echarle agua al pequeño al no hacerle caso para salir de la bañera. Según el fallo, el hombre abrió el grifo de la ducha sin adoptar la precaución mínima de comprobar la situación del mando. De esta manera, el chorro del agua salió a una «temperatura muy alta» sobre el cuerpo del niño, que sufrió quemaduras de primer y segundo grado en el 25% de su cuerpo. El pequeño tuvo que ser ingresado en la unidad de cuidados intensivos pediátrica del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), donde necesitó cirugía y auto-injertos. Tras pasar 42 días hospitalizado, le quedaron como secuelas varias cicatrices con un perjuicio estético «muy importante» y una «grave deformidad», que además le impiden exponerse al sol.

La Fiscalía solicitaba para el acusado una pena de dos años de cárcel, mientras que la acusación particular, ejercida por el padre del niño, elevaba la petición a tres años. Además de la pena de prisión de un año y de la indemnización de 71.560 euros, el magistrado le impone una orden de alejamiento del niño durante cinco años.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

Un año de cárcel y 71.560 euros por duchar a un niño de cuatro años con agua hirviendo