Decenas de asturianos se quedan mudos frente a la Ley Mordaza

La Plaza de la Escandalera acogía esta tarde un llamamiento a la ciudadania para su derogación

Movilización en contra de la Ley Mordaza
Movilización en contra de la Ley Mordaza

Redacción

La lluvia no ha impedido que esta tarde organizaciones como No Somos Delito o Amnistía Internacional se movilizasen esta tarde en contra de la Ley Mordaza. Alrededor de 60 personas se congregaron en la plaza de la Escandalera de Oviedo con la boca amordazada y los paraguas en alto. A punto están de cumplirse tres años desde que el Gobierno aprobó la  la reforma de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana («Ley Mordaza») y decenas de asociaciones no quieren que se cumpla un cuarto. «Limita ilegítima, innecesaria y desproporcionadamente el ejercicio de los derechos a la libertad de expresión, reunión e información», afirman desde Amnistía Internacional Asturias.

«Nosotros pedimos la derogación absoluta, y que la ley de seguridad ciudadana se redacte se haga contando con la opinión de la sociedad civil», reclama Pilar Muñiz, portavoz de No Somos Delito.Muñiz asegura que algunos de los artículos que recoge la ley están destinados a organizaciones concretas, como la prohibición de colgar pancartas en los edificios, «algo que acostumbra a hacer Greenpeace». «A medida que nos van recortando, van creando leyes para reprimir que podamos salir a la calle a protestar por lo que es nuestro. Esta ley está pensada para callarnos, directamente», lamenta Muñiz.

Actualmente se encuentran en proceso de tramitación legislativa dos propuestas de ley de reforma de la Ley Mordaza cuyos procesos podrían concluir en 2018. Para que esta Ley se modifique, los distintos grupos parlamentarios que se han mostrado favorables a reformarla deben ponerse de acuerdo en un texto único. «Queremos que la gente le diga a los grupos parlamentarios que no aceptamos más mordazas y que procedan a su reforma ya», piden las asociaciones en su llamamiento.

Valora este artículo

11 votos
Comentarios

Decenas de asturianos se quedan mudos frente a la Ley Mordaza