A juicio un ovetense acusado de guardar pornografía infantil en su ordenador

La policía encontró material pedófilo en un USB, un disco duro, un ordenador portátil y en dos libretas con anotaciones del propio acusado

Entrada a los Juzgados
Entrada a los Juzgados

Redacción

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de un vecino de Oviedo, acusado de guardar material pornográfico infantil en su ordenador, de un año y nueve meses de multa, con una cuota diaria de 10 euros. Según recoge el Ministerio Fiscal, en el marco de la operación internacional «Hidden» se recibió en el Grupo 3 de Protección al Menor de la Brigada de Investigación Tecnológica del Cuerpo Nacional de Policía por parte de Interpol Luxemburgo, en el que se informaba de la presunta comisión en España de varios delitos de prostitución y corrupción de menores, todo ello como consecuencia de una investigación relativa a la compraventa de material pedófilo a través de Internet.

La investigación ponía de relieve la existencia de un servidor alojado en Luxemburgo, con contenido pornográfico infantil, siendo el usuario redireccionado a un dominio desde Moscú. Al entrar en la URL especial, el usuario de la dirección IP correspondiente era añadido a una lista y se le mostraba el contenido de una página de pornografía infantil que permitía descargar archivos ejecutables de modo totalmente gratuito, aunque previamente el usuario debería haber comprado las contraseñas que permitían abrir los archivos descargables, y que se pagaban bien por medio de SMS, tarjeta de crédito, Paypal, llamada telefónica, etc. En total, el servidor contenía 14 fotografías mosaico y 14 archivos ejecutables descargables. Si la dirección de IP se localizaba en la lista, el usuario siempre accedería a la página de contenido pornográfico infantil sin necesidad de entrar en la URL especial otra vez.

Las investigaciones determinaron que una IP cuyo usuario reside en Oviedo había accedido a la página desde las 10.34 horas hasta las 10.59 horas del día 24 de noviembre de 2010. Así, el Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid, encargado del caso, dictó un auto el 10 de febrero de 2012 acordando la entrada y registro en la vivienda, que se llevó a cabo el 20 de febrero de 2012, y que dio como resultado la intervención de una mochila, un lápiz-memoria USB con las siglas «a.s.p.a.», un disco duro de ordenador de sobremesa, un ordenador portátil y dos libretas con anotaciones manuscritas propiedad del acusado.

Tras examinar el historial del navegador, los investigadores determinaron que el acusado había realizado numerosas visitas a páginas web relacionadas con la pornografía infantil. Además, en el lápiz USB guardaba un historial de navegación con carpetas nombradas con números. En concreto, en una carpeta se encontró grabado un documento que se corresponde con una página web, en el que aparecían imágenes de niñas en poses eróticas, o con poca ropa, y manteniendo relaciones sexuales. En el historial de navegación también se encuentran búsquedas en Google.com con los caracteres «la escuela niña porno». En otra carpeta se halló un vínculo de venta de DVD y otro material de pornografía infantil con imágenes de niñas en poses eróticas o manteniendo relaciones sexuales. En el disco duro del ordenador portátil se encontraron diversas carpetas con contenido de pornografía infantil. De los archivos borrados ubicados en la papelera de reciclaje se encontraron multitud de páginas web, las cuales contenían en sus títulos referencias a términos utilizados en círculos pedófilos. No consta que el acusado instalara en el equipo programas informáticos destinados a compartir con terceros el material, que era utilizado exclusivamente para su propio uso. 

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

A juicio un ovetense acusado de guardar pornografía infantil en su ordenador