Redacción

La acupuntura es una técnica terapéutica consistente en clavar agujas en puntos determinados del cuerpo humano. Su finalidad es curativa, y algunos expertos en la materia sostienen que, en enfermedades como la artrosis, ayuda a desentumecen los músculos. De la misma forma, el Ayuntamiento de Oviedo, a través del proyecto «Oviedo Vive sus Plazas», pretende revitalizar la vida de los barrios de la ciudad (sus músculos) mediante la puesta en marcha de diversas actividades. Busca agitar el tejido asociativo con la realización de actividades y eventos. Mediante estos programas (que serían como las agujas en la acupuntura), la finalidad es conseguir que los vecinos se involucren en la vida del barrio y fomentar su participación en el día a día. Oviedo quiere que sus barrios cobren protagonismo y mejorar así su salud.

El programa comenzó en agosto del año pasado y terminó este marzo. Durante estos meses, la asociación «Ye too ponese», colectivo encargado de la puesta en marcha del proyecto, ha impulsado diversos procesos participativos en barrios y estos han dado lugar a numerosas sinergias, actividades y eventos en Colloto, La Florida, Las Campas, Olivares, Ciudad Naranco y Montecerrao. 

Paula Nieto, coordinadora de la iniciativa, explica que el programa surge «por la inquietud de aumentar la participación ciudadana para dar vida a los barrios de Oviedo». Nieto afirma que este tipo de proyectos nacieron en Brasil, y debido a su éxito se extendieron por todo el mundo. «El objetivo es ir moviendo a la gente poco a poco para dar lugar a más dinamismo y que al final se impliquen más».

En los ocho meses que se ha desarrollado «Oviedo Vive sus Plazas», se han impulsado un elevado número de actividades. Nieto no quiere quedarse solo en las cifras, ya que asegura que lo más importante que se ha conseguido es el fortalecimiento del tejido asociativo y eso permitirá que en el futuro la implicación de los vecinos genere más actividad. «Cada barrio tiene su idiosincrasia y las asociaciones son diferentes, por lo que hemos aplicado estrategias diferentes en cada zona», afirma la coordinadora. Aunque son muchos más los proyectos desarrollados, Nieto destaca alguno de los más destacados:

-Las Campas: Los vecinos, a los que luego se sumaron los comercios, impulsaron la celebración de unas fiestas en septiembre. Organizaron la Noche de las Ánimas y un pasacalles. Además, y aunque se originó en La Florida, la iniciativa de una marcha en bici implicó a habitantes de toda zona, por lo que se consiguió una elevada participación.

-Olivares: Este barrio era una especie de pequeña aldea que pasó a ser barrio, por lo que su funcionamiento es diferente. En esta zona, los vecinos se pusieron de acuerdo para plantar un olivo en el barrio. Ahora trabajan en un mural participativo en el que se cuenta la historia del barrio y cómo lo viven los vecinos.

-Montecerrao: Nieto explica que, debido a su composición, es un barrio más complejo. A pesar de ello, realizaron un amagüestu que fue un éxito de participantes. Esto permitió que la asociación vecinal, de nueva creación, consiguiese 20 socios nuevos. Fue una actividad que sirvió para que los vecinos comenzasen a conectar.

-Colloto: Allí tuvo lugar el Festival de Primavera. En el evento, los asistentes pudieron disfrutar de Food Trucks, conciertos, talleres en los comercios del barrio... Otro éxito que ha servido para despertar el interés de los vecinos en la vida del barrio.

Estas actividades son solo ejemplos, ya que a ellas hay que sumar otras en barrios como Ciudad Naranco, pero permiten a la coordinadora asegurar que «con las condiciones que hay, la valoración del proyecto tiene que ser muy positiva. Se han movido los barrios y eso no es fácil, sobre todo si tenemos en cuenta que Oviedo viene de una tradición de no participación en la que nadie preguntaba a los vecinos cómo querían que se hicieran las cosas». «Hay que ir poco a poco, ocho meses no es suficiente para un programa de estas características, pero hemos conseguido unos resultados que no me imaginaba», sentencia Nieto, quien reconoce que «la intención es prorrogar el programa», aunque no hay nada definitivo al respecto.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

Acupuntura urbana para desentumecer los barrios ovetenses