«El tripartito transforma todo lo que toca en pleito»

Luis Pacho, portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Oviedo, analiza la gestión del equipo de gobierno durante estos tres años y explica el papel del partido naranja en la oposición

Luis Pacho, portavoz de Ciudadanos en Oviedo
Luis Pacho, portavoz de Ciudadanos en Oviedo

Redacción

Ciudadanos Oviedo quiere coger la ola de crecimiento del partido a nivel nacional. Luis Pacho, portavoz de la formación naranja en el ayuntamiento de la capital, asegura que su único objetivo en las elecciones del año que viene debe ser conseguir la alcaldía, aunque no se moja sobre si él será el candidato o no. Está a disposición del partido, asegura. Pacho critica con dureza la gestión del tripartito durante estos tres años y le cuesta mencionar una sola medida positiva que haya puesto en marcha el equipo de gobierno. Eso sí, reconoce que la herencia del PP condiciona toda la política municipal, aunque cree que Somos-PSOE e IU no han solucionado el problema y que el pufo se seguirá arrastrando en la siguiente legislatura.

-Hace tres años que Ciudadanos llegó al Ayuntamiento de Oviedo. ¿Es la política municipal como se esperaba?

-La política municipal requiere mucho trabajo y mucha dedicación. Cuando yo empecé, no tenía pensado dedicarme en exclusiva a la política,  pero al poco tiempo de empezar tuve que pedir la liberación. La política municipal, y más siendo solos dos concejales, exige mucho más porque tienes que ir a más comisiones, controlar al gobierno… empecé a ver que requería mucha dedicación, por lo que pedí la excedencia en la empresa para ejercer el cargo público al 100%.

Los políticos tienen esa prensa, motivada por la desconexión con las instituciones, y la gente piensa que el político es una persona vaga. Hay de todo, pero la política municipal es muy dedicada y requiere muchísimo trabajo. Pero es muy bonito representar a las personas.

-Van casi 36 meses de gobierno del tripartito. ¿Qué balance hace de su gestión?

-No bueno. Lo que hemos detectado en el día a día es un continuo desajuste, por decirlo de manera amable, en la coordinación de ciertas políticas. Esto se ha ido transformando en conflictos reales internos que se notan en la acción de gobierno. Por poner un ejemplo, el más claro y preocupante, el de los hidrantes, con un proceso abierto entre la concejalía de vías y la de economía. Uno bloqueaba al otro. No lo vemos en directo pero sí en las actas. Por unos y por otros, acabas viendo que no se resuelve el problema. Tienen objetivos diferentes pero un espectro electoral parecido, la izquierda, y quieren asomar la cabeza. Cuanto más se acercan las elecciones vamos a ver más descoordinaciones.

«Venían a levantar alfombras pero están levantando alfombrillas»

A nivel de gestión vemos que todo lo que tocan lo transforman en pleito. Cito algún ejemplo: recaudación, las placas de la memoria histórica, la SOF… Da la sensación de que el objetivo era echar al PP del poder, conseguido, pero hay que tener un proyecto de ciudad y eso va más allá de cuatro años. Da la sensación de que no lo tenían. Venían a levantar alfombras pero están levantando alfombrillas y la expectativa de cambio se ha visto bastante frustrada. No ha sido tanta.

-Dice que el tripartito no tiene modelo de ciudad. ¿Cuál es el modelo de Ciudadanos?

-Se hizo un plan estratégico en el que se define que Oviedo es una ciudad de servicios. Tenemos la catedral -el monumento más visitado de Asturias-, la joya del prerrománico, la capitalidad y lo que genera... Tenemos que incidir en lo que somos buenos porque eso beneficia a los agentes económicos de la ciudad. Hay que ser más dinámicos culturalmente, traer actividades, estar limpio, iluminado… Tenemos el casco antiguo desaprovechado. Para nosotros el comercio es fundamental y ha sido uno de los grandes afectados de la crisis. No se han recuperado y el comercio da vida a la ciudad.

-¿Qué paquete de medidas de urgencia impulsaría para conseguir todo eso?

-Hay medidas que tienen recorrido pero otras que puedan ser decisivas en el instante. Una de las que se tendrían que impulsar de forma rápida es el tema de las pintadas. Nosotros empezamos con ello desde principio de mandato. Ahora se dice que se limpia el Antiguo a bombo y platillo. Puedes limpiar pero hay que tener medidas preventivas. En el Antiguo tomaríamos medidas para protegerlo. La limpieza no es solo la calle, también las paredes.

«Hay que reforzar la zarzuela. Lo que tienes como fortaleza debes mantenerlo»

En cuestión de atraer gente, hay que dar más contenido, por ejemplo cultural, a la ciudad. Hay que reforzar la zarzuela. Lo que tienes como fortaleza debes mantenerlo. Solo Oviedo y Madrid tiene festival lírico de zarzuela fijo. La ópera, igual. Oviedo se ha especializado en eso, pero hay que abrirlo a otro tipo de cuestiones. El tripartito no acaba de entender que para que haya otras ofertas culturales no tienes que acabar con las que hay. Además, los comerciantes piden mejorar el alumbrado. Eso no tiene mucha dificultad, y otra cuestión urgente es generar herramientas de participación. No solo los distritos, también desde el punto de vista comercial y turístico. Hay que tener una colaboración más estrecha con esos sectores económicos.

-Oviedo afronta grandes proyectos que supondrán un cambio radical en la ciudad. ¿Qué defiende Ciudadanos para el antiguo hospital?

-Apoyamos la propuesta de la Universidad. La unificación de campus es un buen proyecto que podría dar vida al barrio. Hay que huir totalmente de la especulación. Una de las variables por las que el Principado está esperando y no ejecutando nada es porque está esperando a que «vuelva a llover», para poder especular. Nosotros decimos que hay otras fórmulas. Puedes unificar el campus y hacer permutas y viviendas donde están ahora los campus. El Cristo para viviendas no. Ahora dicen que este mandato no se va a hacer nada. Entre tanto, en ciertos edificios se puede hacer uso porque el barrio está en coma. Estaba así cuando empezó la legislatura y no se ha hecho nada.

-¿Y en La Vega?

-Es otro espacio de oportunidad. Pero debe ser un espacio en el que quepan una serie de actividades. La cultura está muy bien, pero no puede ser el comodín. Hay que ver soluciones para que sea económicamente beneficioso para la ciudad. No tenemos recintos multiusos. Tenemos que usar la Losa para la Ascensión, y eso no tiene sentido. La Losa es una calle, no un recinto ferial. Oviedo tiene necesidades. Además, Defensa es quien tiene puesto el muro y hay que negociar. En una negociación no se gana 12-1, no es el España-Malta. Aquí se ha fiado mucho a que te den La Vega así como así y no es fácil. Debe ser un espacio múltiple que genere actividad económica. Por ejemplo, los centros de oficinas de Oviedo están desplazados a los polígonos, cuando muchas no necesitan estar fuera. Hay que ver Oviedo como algo global, como un organismo y no fijarse solo en proyectos puntuales.

-¿Ronda Norte sí o Ronda Norte no?

-Ronda Norte de Cascos, no. La ronda que se plantea hace años fue con unas circunstancias diferentes. ¿Hay que decir no a una salida por la Florida? tampoco. Hay que dar una solución. El Ministerio se ha comprometido a hacer un estudio económica y ecológicamente sostenible, que no afecte al Naranco. Pero no podemos decir no al proyecto del Ministerio hasta que lo conozcamos. La vía de la Pixarra que plantea Somos lo estudiamos. Nuestros grupos de trabajo nos decían que ese proyecto tenía el atractivo de que podías hacerlo tú pero era más caro de lo que parece. Tiene mucha cuesta y dificultades orográficas, así que hay más problemas de los que parece. Hay que hacermuchas expropiaciones, recalificaciones… no es tan fácil. Está claro que hay que dar una solución, pero tenemos que ver lo que propone el Ministerio. La administración local no tiene que ejecutarlo pero no puede poner palos en las ruedas.

-¿En qué consiste el proyecto de Ciudadanos para el Asturcón?

-No solo la actividad del rugby. Lo bonito de nuestro proyecto es que queremos que el equipamiento revierta en toda la ciudad. No solo motor o tenis. Lo que proponemos es una creación de campamentos, no solo para el verano, orientados al deporte. En época vacacional los padres llevan a los niños a los colegios que abren. Creemos que los niños deben salir de la rutina, así que llévales a un sitio en el que estén en contacto con la naturaleza y que sea una vía de conciliación para los padres. Los de Somos dicen que el proyecto del rugby lo presentaron ellos, lo nuestro va mucho más allá. El equipo de rugby está de acuerdo, y la idea sería también acoger torneos. Es un proyecto escalable al que pueden ir incorporándose nuevas actividades. Son 300.000 metros cuadrados, así que espacio hay el que quieras.

-Hasta el momento son todo críticas. ¿Ha hecho algo bien el tripartito?

-Veía como una cuestión positiva el intento de consenso con los vecinos por el tema de las líneas de autobús. Ana Rivas ha tratado de hacer un buen trabajo, se ha esforzado, pero ni aun así se va a conseguir el 100% de lo que pretende. A partir de ahí... No sé. Voy a valorar algo positivo, que no es tanto una cuestión de su gestión, el diálogo. La realidad es que los políticos en Oviedo, no solo el tripartito, dialogamos. Podemos estar en desacuerdo o no pero puedo decir que con los compañeros de todos los partidos la relación es correcta y están tendidos los puentes de diálogo.

«El PP tiene una vitola injustificada de buen gestor»

-¿El pago de Villa Magdalena, Calatrava, la falta de personal… ¿La herencia recibida es una mala excusa del tripartito o está justificada?

-El problema es grande. Es tan grande que lo vamos a seguir sufriendo durante tiempo. El tripartito, para pagar Villa Magdalena y Calatrava, ha pedido créditos que se pagan a dos años. El siguiente mandato va a tener que seguir gestionando una herencia del PP. El PP tiene una vitola injustificada de buen gestor. Los pufos vienen de esa época, aunque el del Calatrava es compartido con el Principado. Con los problemas no hay que lamentarte y señalar al culpable, tienes que resolverlo. ¿Gestionarlo es pedir un crédito con carencia de dos años? Eso es pegar una patada para adelante. Si cuando eres gestor de la gestión no aportas soluciones, igual eres parte del problema. Dentro de un año igual tenemos que hablar de los pufos del PP y de Rosón, por personificar en una persona que es el concejal de economía. Pero es cierto que lo del PP pesa también en la cuestión de personal. La gestión no ha sido adecuada, y pongo el ejemplo de Policía y Bomberos. Montoro te está fastidiando, pero cuando tú tienes la oferta pública de empleo, la creas pero no la desarrollas, tú tampoco está haciendo tu trabajo. Los pufos del PP pesan pero el tripartito no los ha resuelto, lo tendrá que resolver el que venga.

-Después de las elecciones en Cataluña el PP endureció el discurso contra Ciudadanos. ¿Cómo está la relación entre las dos formaciones en Oviedo?

-No ha habido cambios pero creo que los habrá. ¿Os lleváis bien con el PP? Igual que con el PSOE, la única diferencia es que el PSOE gobierna y la labor es de control y el PP está en el mismo lado que nosotros, la oposición. Eso es lo único que nos une. A partir de ahí, a veces nos votan una moción, o nosotros a ellos, pero nosotros miramos el proyecto, no el color. ¿Si hemos notado cambio? El PP para atacarnos tiene un hándicap importante, que su portavoz está imputado  A Ciudadanos no le pueden decir mucho, no tienen autoridad para hacerlo. Nosotros estamos a trabajar, cómo nos va a tratar el PP me preocupa poco.

-Todas las encuestas dan un fuerte crecimiento a Ciudadanos en el conjunto de España. ¿Manejan sondeos de Oviedo?

-No tenemos sondeos internos. Las encuestan son solo eso, muestran tendencias. Ciudadanos crece porque somos un partido limpio, con un proyecto de regeneración necesario en España. Oviedo y Asturias no es una excepción y Ciudadanos crecerá, pero la tendencia no puede influir en que trabajemos más o menos.  No podemos dormirnos, hay que seguir trabajando por un proyecto ilusionante que es el que encabeza Albert Rivera.

- Antes decía que los partidos del tripartito tiene el mismo caladero de votos. ¿Cuál es el espectro político de Ciudadanos?

-El centro reformista liberal. El espectro y la cuestión ideológica, a nivel de ayuntamiento, debe tener un segundo plano. Reconocemos que vas a dar un tinte ideológico pero la gente va a valorar más la gestión que has realizado en el ayuntamiento. A partir de ahí, PSOE, IU, Somos son izquierda; el PP conservador… Ahora llega el partido de centro, una opción que en otros países, como Holanda, existe, y esos somos Ciudadanos. El centro es naranja.

- ¿El objetivo en Oviedo es la alcaldía?

-Absolutamente. Cuando vamos a unas lecciones vamos a ganar. Cataluña a Ciudadanos le ha supuesto un fuerte potenciamiento porque se ha demostrado que somos capaces de granar elecciones. Siempre que nos presentamos vamos con programa de gobierno. Siempre la intención es tener la capacidad de gobernar.

- Ciudadanos ha llegado a acuerdos de gobierno con PP y PSOE. ¿Con quién se sentiría más cómodo pactando en Oviedo?

-Los únicos vetos son la imputación de un candidato. Esa es la línea roja.  A partir de ahí, programa. Ni izquierda ni derecha, eso es política del siglo XX. La del siglo XXI dice para qué pactas. Por eso en Madrid apoyó al PP y en Andalucía al PSOE. Así actúa Ciudadanos. En Oviedo esperamos que vengan ellos a pactar con nosotros.

-Parece que no va a ser el candidato del PP, pero Agustín Iglesias Caunedo, actual portavoz de los populares, está imputado. ¿Asegura tajantemente que, si finalmente es candidato, no pactará con él?

-Si Caunedo fuese candidato del PP, Ciudadanos no pactaría con el PP. Es que Caunedo en Ciudadanos ya no estaría, ya estaría fuera si un cargo de nuestro partido está imputado. Esa es la diferencia con el PP, que la imputación te lleva directamente a ser apartado.

-La corriente de crecimiento de Ciudadanos influirá en las elecciones, pero también su labor durante estos años. ¿Está satisfecho con su trabajo en la oposición?

-La gente debe ver un detalle importante. Nosotros, cuando llegamos, en el pleno de investidura, nos presentamos como opción para la alcaldía porque creíamos que la nuestra era la mejor opción. Seguimos pensando lo mismo. Una vez en la oposición, buscamos trabajo serio, trabajamos muchísimo. Es cierto que apenas pudimos sacar alguna iniciativa, pero sí empujar al gobierno con iniciativas que luego ellos recogieron y llevaron a cabo. Tenemos dos tipos de trabajo, de control, y otra de empujar al gobierno. Estoy satisfecho con la labor de Luis Zaragoza, con la mía y con la del resto del equipo. Tampoco quiero echarnos flores, pero hemos un hecho un buen trabajo.

«No pienso en si seré el candidato a la alcaldía o no en 2019»

-¿Será Luis Pacho el candidato de Ciudadanos a la alcaldía?

-Nosotros no pensamos en eso. Estoy a disposición del partido, simple y llanamente. Según el reglamento de Ciudadanos, las agrupaciones locales si tiene más de 400 afiliados puede realizar primarias. En autonómicas y nacionales siempre primarias. En Oviedo no hay 400, así que será a proposición del comité autonómico y luego el comité ejecutivo designa. ¿Cuándo será? Hasta enero de 2019 no se hará nada. Ni a Zaragoza ni a mí es una cuestión que nos preocupe. Otros partidos sí se están preocupando por ello y eso les resta capacidad de trabajo.

Valora este artículo

2 votos
Comentarios

«El tripartito transforma todo lo que toca en pleito»